1 de diciembre de 2020 1/12/20

El CF Gandia se proclama campeón de Liga tras conseguir un trabajado punto ante el Puçol

    Faltaban unos diez minutos para las 20 horas cuando el CF Gandia se volvió a proclamar campeón de liga diez años después del título cosechado en 2ªB. Había costado mucho más de lo que muchos esperaban, y tocó sufrir, pero nadie dijo que fuese fácil. El empate conseguido por los hombres de Toni Seligrat en el Pep Claramunt hacía inútil la goleada del Alzira ante el Eldense. El CF Gandia era el campeón del grupo VI de la tercera división.

    Pero las cosas empezaron cuesta arriba desde el primer minuto de juego, cuando el Puçol, que salio a por todas, batió a Burguera en su primera llegada. El tempranero gol no pesó a los jugadores de Seligrat, que poco después, a los cinco minutos, ponían las tablas en el marcador gracias a un gran cabezazo de Jonathan. Las cosas volvían a estar como al principio. Pero el partido fue muy movido desde el comienzo, con el balón viajando de área a área y con un Gandia que no acababa de controlar el juego, algo agobiado por las reducidas dimensiones del terreno de juego.

    Pero poco a poco los blanquiazules fueron imponiendo su dominio y tranquilizando el partido hasta la finalización de la primera parte. Lo más destacado durante el resto de la primera mitad fue la cartilina amarilla que vio Seligrat y que le impedirá sentarse en el banquillo en el primer partido de la promoción. El balón se perdía por la línea de banda y el entrenador de Torrent, para ganar tiempo, paró el esférico con el pie cuando no había salido del todo. El juez de línea lo vio y Seligrat fue amonestado.

    La segunda mitad comenzó muy parecida a la primera. El CF Gandia intentaba conseguir un gol que le diese tranquilidad, pero el Puçol volvía a marcar en su primera llegada en el minuto 50. Fue a balón parado y en una jugada un poco enredada en la que el más listo fue Valero que empujó un balón que quedó muerto en boca de gol. El segundo tanto local sentó como un jarro de agua fría para el equipo y para la afición, que durante unos minutos se quedaron totalmente apagados.

    Pero este equipo está preparado para las peores ocasiones y, a falta de 20 minutos para el final, un centro desde la derecha lo cabeceó al fondo de la red San Julián, uno de los mejores en el partido de ayer. El júbilo volvió a las gradas del Pep Claramunt. La aficion veía el título más cerca y el equipo, capaz de sobreponerse a un marcador adverso en dos ocasiones, veía más cerca el objetivo. Pero los 20 minutos restantes fueron un auténtico sufrimiento. Sobretodo cuando Burguera salvó milagrosamente una bolea de Valero a falta de 10 minutos.

    Pero el final de la historia fue positivo para el CF Gandia. Tras el pitido final, los jugadores lo celebraron con una piña en el centro del campo al grito de “¡Campeones, campeones!”. Los festejos se alargaron durante varios minutos, en los que los jugadores mantearon al entrenado y a Rigo, el utillero del CF Gandia. Después, la fiesta se trasladó a los vestuarios, donde los jugadores descorcharon el cava y ducharon a todo aquel que se puso a tiro. No se libró el actual presidente, Julio Santandreu, ni el anterior, Dionisio Ollero. También se mojaron el cuerpo técnico y los utilleros.

    También se vivieron momentos muy emotivos con la grada. Al finalizar el partido, los jugadores se acercaron a la tribuna del estadio, donde estaban ubicados los aficionados de la peña Blanc i Blau y los familiares de los jugadores. La plantilla les dedicó el triunfo y ellos respondieron esperando fuera del estadio a que saliesen los jugadores, ya duchados, para aclamarles de camino al autobús.

    Ahora toca disfrutar del momento pero sin descansar. Mañana hay sesión de entrenamiento a las 18 horas en el Guillermo Olagüe. Se espera que durante la preparación se conozca el nombre del rival que se enfrentará a los gandienses en la eliminatoria de ascenso a 2ªB. Al quedar campeón, el equipo de Seligrat disputará una única eliminatoria a doble partido contra otro de los 17 restantes campeones. Si supera la eliminatoria, ascenderá, si no, tendrá una segunda oportunidad con dos eliminatorias más.

    De momento el equipo no tiene preferencias, aunque algunos sí que se han aventurado a rechazar las opciones de filiales de primera división y el Hospitalet, campeón del siempre difícil grupo catalán. El sorteo tendrá lugar mañana en la Federación Española de Fútbol a partir de las 17 horas.

    UD Puçol: Garabato (Jose Leal, min. 50), Castillo, Fran Lopez, Josemi, Lafuente, Arnau, Iván García, Jiménez (David Torres, min. 72), Puchol (Carlos Durà, min. 85), Valero y Luis Salt.

    CF Gandia: Burguera, Eztieder (Ollero, min. 90), Aguilera, Jonathan, Naveiro, Romera, Floro, San Julián, Miñana (Peñarrubia, min. 55), Elías y Rafa Rivera (Palonés, min. 73).

    Árbitro: Monfort González, auxiliado en las bandas por López Llitaros y Jiménez Pereira. Partido sin demasiadas complicaciones. Amonestó a los locales Castillo, Arnau, Jiménez, Puchol y Valero y a los visitantes Miñana, Naveiro y Toni Seligrat, en la jugada más polémica por acarrear suspensión la cartulina y mostrársela por tocar dentro del campo un balón que se perdía por banda.

    Goles: 1-0, min. 1: Valero remata un centro desde la banda. 1-1, min. 5: Jonathan remata un centro de cabeza. 2-1, min. 50: Valero empuja un balón muerto dentro del área tras varios rebotes. 2-2, min. 69: San Julián de cabeza tras un saque de esquina.

    Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo octava joranada de liga en el grupo sexto de la tercera división. Buena entrada en el Pep Claramunt con numerosa presencia de seguidores llegados desde Gandia. La lluvia hizo acto de presencia en los primeros minutos pero el partido acabó con el cielo soleado.

    Subir