26 de febrero de 2020 26/2/20

Detenida una pareja lituana por presuntos robo con violencia e intimidación, robo con fuerza y delito contra el derecho de los trabajadores

  • Los presuntos autores se dedicaban a hacer de intermediarios para una empresa, a la que proporcionaban ciudadanos de origen letón para trabajar en la recogida de naranja

  • Las víctimas trabajaban en condiciones abusivas

Agentes de la Policía Nacional de Gandia han detenido la tarde del lunes en su domicilio de Gandia a una pareja, una mujer y un hombre de 51 y 41 años, respectivamente, de origen lituano, como presuntos autores de los delitos de robo con violencia e intimidación, robo con fuerza y delito contra el derecho de los trabajadores, tras someter a condiciones abusivas de trabajo a ciudadanos de origen letón.

La investigación se inició cuando los policías tuvieron conocimiento que una pareja de origen lituano actuaba como intermediaria para una empresa a la que proporcionaba ciudadanos de origen letón para trabajar en la recogida de naranjas y los sometían a condiciones de trabajo abusivas.

Durante las investigaciones, los policías conocieron que las víctimas realizaban largas jornadas de trabajo, les prohibían beber, comer o descansar durante toda la jornada laboral, que llegaba a ser de hasta 12 horas diarias, e incluso les retiraban sus pasaportes.

Seguidamente, los agentes averiguaron que los trabajadores estaban completamente coaccionados por esta pareja, sufriendo vejaciones como insultos, agresiones y condiciones propias de la esclavitud. En una ocasión, uno de los trabajadores quiso dejar de trabajar comunicándolo a la empresa y cuando los ahora detenidos se enteraron lo amenazaron con agredirle y represalias.

Continuando con las pesquisas policiales, los agentes conocieron que una mañana cuando la pareja fue a la vivienda de las víctimas para trasladarlos al campo, como venía haciendo cada jornada, propinaron un empujón a uno de los trabajadores y entraron en el domicilio, así como en las habitaciones y les sustrajeron sus cartillas de ahorro obligándoles a facilitar sus números secretos, procediendo entonces a extraerles desde cajeros automáticos cantidades que oscilaban entre los 500 y 600 euros, que la pareja justificaba para cubrir los gastos del transporte, gasolina y su porcentaje de la recogida de naranja.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías averiguaron la identidad de los presuntos autores y tras su localización en su domicilio de Gandia los detuvieron como presuntos autores de los delitos de robo con violencia e intimidación, robo con fuerza, contra el derecho de los trabajadores.

Los detenidos, con antecedentes policiales, pasaron a disposición judicial.

Subir