2 de diciembre de 2020 2/12/20

Un mal arbitraje deja la eliminatoria por el ascenso abierta para el partido en La Roda

    El CF Gandia dio ayer el primer paso para conseguir el ansiado ascenso a 2ªB tras vencer a La Roda por 2-1. Sin embargo, el sabor de los aficionados locales y de la plantilla fue un tanto agridulce. Los blanquiazules, tras unos primeros 20 minutos vibrantes, vieron al alcance de la mano una goleada que hubiese zanjado la eliminatoria para el partido de vuelta. Pero un mal arbitraje cortó las alas a los de Toni Seligrat.

    La clave del partido llegó en el minuto 17, con 1-0 en el marcador y con un Gandia volcado en el área rodense sin dejar jugar a su rival. Fue entonces cuando un polémico rifi rafe entre Rivera y Polo acabó con una rigurosa expulsión al extremo blanquiazul y una cartulina amarilla al defensa rojillo. El árbitro entró al trapo durante los 90 minutos al juego bronco e interrumpido que desplegaron los rodenses, sacando de quicio a la parroquia local.

    Pero el inicio del partido fue, sin duda, de lo mejor que se recuerda en Gandia. El equipo demostró con creces que quiere ser de 2ªB y conectó rápido con una afición que veía como los jugadores imponían una marcha imposible de seguir para su rival. Así, en el minuto 7, Rivera tuvo la primera ocasión clara que sacó a corner el meta Alejandro. Y en ese saque de esquina fue Floro quien adelantó a los locales con un perfecto cabezazo.

    El gol sentó como una losa a La Roda, que vio como, en los minutos siguientes, un vendabal de fútbol atacante ponía la eliminatoria cuesta arriba. Hasta que el árbitro le echó un cable con la expulsión de Rivera. No obstante, el Gandia no se vino abajo, y cinco minutos después, una mano de Pierrick dentro del área supuso el penalti que transformó Elías en el 2-0. A partir de ahí, el equipo relajó el ritmo de los minutos iniciales y consiguió mantener a raya al ataque visitante, que apenas gozó de oportunidades. Pero ya en los últimos instantes del primer tiempo, una nueva ayuda arbitral complicaba las cosas para el Gandia. Primero, el colegiado señaló una falta inexistente en el vértice del área. Después, en el saque, Zurbano molestó al meta Roberto dentro del área pequeña, por lo que el gol de Polo no debió subir al marcador.

    En la reanudación, el Gandia trató de volver a enchufar el ataque en los primeros minutos, buscando un tercer gol que les hubiese permitido afrontar la recta final del partido con más garantías. Y la mejor ocasión la tuvo Floro en el minuto 50, cuando un cabezazo suyo lo sacó de forma espectacular Alejandro. Fue la última llegada con peligro de un equipo local que, desde aquí hasta el final, se defendió con uñas y dientes. Y consiguió mantener el balón lejos de su meta Roberto, que sólo sufrió en el minuto 66 cuando el gigante Zurbano remató un balón de cabeza al larguero.

    Al final, resultado favorable al Gandia pero corto si se tiene en cuenta el carácter y la ambición con la que saltó el equipo al campo. Tras el partido, el entrenador gandiense, Toni Seligrat, lamentó el arbitraje del colegiado murciano, asegurando que “la expulsión ha condicionado el partido, además de las dos cartulinas amarillas que vieron antes dos jugadores clave en el centro del campo como Carrillo y San Julián”, y aplaudió a los suyos por “sobreponerse a una expulsión que les ha hecho jugar con un hombre menos durante 80 minutos, a un gol en el último minuto de la primera mitad y a unas decisiones arbitrales que siempre nos perjudicaban”.

    Pero el preparador de Torrent también dejó ver su carácter cuando aseguró que es “optimista para el partido de vuelta”. Seligrat explicó que “tenía muchas ganas de que llegase este partido para demostrar a la Roda el equipo que es el Gandia, y ahora tengo aún más ganas de que llegue el partido de vuelta para darles una segunda demostración de nuestro juego”. Por último, Seligrat agradeció el apoyo de la afición, de la que dijo que “si sigue así, nunca más volverá a estar en tercera división”.

    Por su parte, el técnico visitante, Toni Cabezuelo, se mostró muy descafeinado en sus declaraciones. No quiso mojarse en las decisiones arbitrales que marcaron el partido, y aseguró que “el objetivo de mi equipo no es el ascenso, por lo que me quedo con la actitud y la imagen de mis jugadores ante el campeón de la Comunitat Valenciana”.

    CF Gandia: Roberto, Eztieder (Jorge Díaz, min. 87), Aguilera (Naveiro, min. 70), Jonathan, Garrido, Romera, Floro, San Julián, Carrillo, Elías (Miñana, min. 76) y Rivera.
    La Roda CF: Alejandro, Novillo, Héctor, Moreno, Santi Polo, Jesús, Jose Mari (Juanlu, min. 92), Espinola, Zurbano (Javi Bolo, min. 87), Mauro (Carlos Alfaro, min. 60) y Pierrick.
    Árbitro: Sánchez Hernández, del colegio murciano, auxiliado por Lozano Reina y López Herrero. Amonestó a los locales Romera, San Julián y Carrillo, y a los visitantes Santi Polo, Jesús, Zurbano, Pierrick y Carlos Alfaro. Expulsó por roja directa al local Rivera en el minuto 17. Mal partido del colegiado que no acertó en la jugada del gol manchego y que interrumpió constantemente el juego con faltas más que dudosas.
    Goles: 1-0, min. 8: Floro remata de cabeza tras un saque de esquina. 2-0, min. 22: Elías de penalti. 2-1, min. 45: Santi Polo de falta directa.
    Incidencias: Partido correspondiente a la promoción de ascenso a 2ªB disputado en el estadio Guillermo Olagüe ante cerca de 3.200 espectadores en una entrada como en las grandes ocasiones. Gran desplazamiento de aficionados de La Roda, pero no hubo que lamentar incidentes graves.

    Expedición a La Roda
    Tras el éxito en el llamamiento a la afición para este encuentro, y viendo la masiva llegada de aficionados rojillos que tuvo lugar ayer en el Guillermo Olagüe, el Gandia ya piensa en la organización de una expedición para conseguir trasladar al jugador número 12 al partido que decidirá el futuro de la entidad. De momento, el presidente del CF Gandia, Julio Santandreu, aseguró que se fletarán autobuses para que los gandienses puedan acudir a La Roda a apoyar a su equipo en el momento decisivo de la temporada.

    De momento, los jugadores gozarán de dos jornadas de descanso, hoy y mañana lunes, y volverán a los entrenamientos el próximo martes. Unos entrenamientos cuya principal característica será el cambio de escenario: los blanquiazules se ejercitarán en las instalaciones de césped natural del Oliva Nova Golf, para comenzar a adaptarse a un terreno similar al que se encontrarán en La Roda.

    Subir