28 de febrero de 2021 28/2/21

El alcalde presenta el plan de choque antidesahucios

El alcalde presenta el plan de choque antidesahucios  - (foto 1)
  • Se trata de un Plan de Vivienda Social pionero en España que contempla la mediación directa e inmediata del Ayuntamiento entre las familias y los bancos

  • Existen dos alternativas: una, frenar el desahucio con una moratoria de dos años o, si esto no fuera posible, realojar a la familia en una de las viviendas que pondrán a disposición las entidades bancarias

MÁS FOTOS
El alcalde presenta el plan de choque antidesahucios  - (foto 2)

El pasado martes 30 de abril el alcalde de Gandia, Arturo Torró, acompañado del teniente de alcalde de Urbanismo, Toni Abad, la concejala de Bienestar Social, Pilar Gavilá, y técnicos de este departamento, mantuvieron una reunión con familias que ven próxima la fecha para ser desahuciadas de su vivienda. Estas personas habían sido citadas desde el departamento de Bienestar Social, que es el encargado de coordinar este nuevo plan puesto en marcha por el ejecutivo. Cabe recordar, que previamente se había creado una oficina de mediación, entre los hipotecados y los bancos, que actualmente presta su servicio en el Foro Manuel Broseta.

El motivo de la reunión era explicar el plan de choque antidesahucios elaborado por el Gobierno municipal, en el que lleva unos meses trabajando. De hecho, la pasada semana el propio alcalde y la concejala de Bienestar Social mantuvieron una reunión con los representantes de las entidades bancarias de Gandia que participan en este Plan de Vivienda Social.

Tal y como explicó el primer edil durante su reunión con las familias, se trata de un plan de choque al que pueden acogerse familias empadronadas en Gandia durante al menos 5 años que, debido a la imposibilidad de hacer frente al pago de sus cuotas de hipoteca, la entidad bancaria haya iniciado el procedimiento de embargo o de desahucio, es decir que hayan recibido la carta de embargo o bien la carta de desahucio. En estos casos, el Ayuntamiento ejercería la tarea de interlocutor e intermediario con las entidades bancarias, con el objetivo de frenar el desahucio. Arturo Torró explicó que cada uno de los casos va a ser atendido y estudiado de forma personalizada a fin de encontrar la mejor solución posible y tratar de evitar el desahucio mediante una moratoria de al menos 2 años, “2 años de oxígeno en los que la situación de cada una de las familias puede mejorar y encontrar un empleo”, a cambio, las familias pagarían al banco un alquiler mínimo que se prevé que sea de entre 150 y 200 euros, siempre dependiendo del resultado de la negociación con el banco.

En el caso de ser inevitable el desahucio, el Plan de Vivienda Social contempla una bolsa de viviendas, puestas a disposición de los ciudadanos con esta problemática, cedidas por los bancos; se trata de pisos vacíos propiedad de las entidades bancarias de Gandia. Estas viviendas también serían con un alquiler que se prevé de entre 150 y 200 euros, según los acuerdos negociados con los bancos.

Durante el transcurso de la reunión, el alcalde dio respuesta a todas y cada una de las preguntas planteadas por los asistentes. Una vez finalizada la reunión tanto el alcalde, como los concejales presentes, la técnica de Bienestar Social y la persona encargada de hacer las funciones de enlace entre las familias, el banco y el Ayuntamiento, continuaron resolviendo dudas y terminaron de concretar el listado de estas familias, ordenándolas por orden de prioridad, colocando en primer lugar a las familias que ya tienen la carta de desahucio para empezar desde ese mismo instante a trabajar en sus casos.

Subir