25 de noviembre de 2020 25/11/20

Font de Mora destaca que la integración del chino en la enseñanza permitirá afrontar futuros desafíos

Font de Mora destaca que la integración del chino en la enseñanza permitirá afrontar futuros desafíos - (foto 1)
  • Educación suscribe un convenio que posibilita que China proporcione profesorado para impartir su idioma en los institutos a partir del curso 2010-11

  • El chino se incorporará como materia optativa en el sistema educativo desde tercero de ESO hasta segundo de Bachillerato

El conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, ha defendido hoy que la integración de la lengua china en la enseñanza permitirá afrontar futuros desafíos y ha enmarcado en este objetivo la intención del Gobierno valenciano de que este idioma se introduzca en las aulas a través de una asignatura optativa que podrán escoger los alumnos.

Font de Mora ha realizado estas declaraciones en rueda de prensa tras firmar el convenio marco de colaboración en materia de educación entre la Conselleria de Educación y la entidad Hanban para integrar en centros educativos de la Comunitat Valenciana a profesores voluntarios de chino durante el curso 2010-2011. Por parte de Hanban, ha suscrito el acuerdo su directora, Xu Lin.

Tal y como ha explicado el conseller, la enseñanza del chino se incorporará como materia optativa en el sistema educativo valenciano desde tercero de Educación Secundaria Obligatoria hasta segundo de Bachillerato a partir del curso 2010-2011. Estas clases de chino mandarín comenzarán a impartirse en 30 centros públicos.

A través de este acuerdo, la Comunitat Valenciana y la República Popular de China se comprometen a trabajar conjuntamente para que el chino forme parte del sistema educativo valenciano. De esta forma, la Comunitat se convertirá en la primera comunidad de toda España en impartir este idioma.

Está previsto que se incorporen unos diez docentes chinos al sistema educativo valenciano para poder atender la impartición de esta lengua como asignatura de carácter voluntario. Tras comprobar los resultados obtenidos en esta primera fase de experimentación, se estudiará la expansión de esta materia, de forma progresiva, al resto de centros de la Comunitat Valenciana.

La enseñanza del chino se implantará, con carácter experimental, en centros docentes de la Comunitat seleccionados de entre los que concurran a la convocatoria de este programa, atendiendo al criterio de población de las tres provincias. La materia optativa tendrá como mínimo 15 alumnos con la posibilidad de reducir dicho número debido a la dificultad de la lengua.

La Comunitat Valenciana y la República China compartirán los gastos derivados de este profesorado, de forma que ambas partes se benefician.

Camino de cooperación

Esto es un primer paso de un largo camino de cooperación entre la Comunitat Valenciana, a través de la Conselleria de Educación, y China, a través de Hanban, que nace bajo los auspicios más favorables porque los alumnos que estudien chino, al cabo de seis años, sólo por el hecho de conocer este idioma, tendrán un puesto de trabajo asegurado”, ha dicho Font de Mora.

El titular de Educación ha explicado que el propio Gobierno británico calcula que uno de cada siete institutos británicos ofrece ya a sus alumnos la oportunidad de estudiar el chino y también ha aludido a la opinión de distintos analistas internacionales que apuntan a la importancia de este idioma como lengua franca y a su enorme potencial económico.

Ha señalado que el establecimiento de garantías de una educación plurilingüe constituye una “parte fundamental del proceso de construcción de un mundo global”, dado que supone sentar las bases para que “cualquier ciudadano sea competente al menos en dos lenguas extranjeras, además de en las suyas propias”.

También ha informado de que durante el próximo curso se promocionarán la cultura y la lengua chinas en las aulas valencianas para incentivar el interés en el programa.

Dentro de este convenio marco la entidad Hanban adoptará las medidas oportunas para facilitar que la Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana pueda disponer de profesores voluntarios de chino. Éstos serán destinados por la Conselleria de Educación a centros docentes de Educación Secundaria con el objetivo de redundar en un conocimiento más integro de la cultura y la lengua china.

Hanban es una entidad no gubernamental subordinada al Ministerio de Educación de la República Popular de China. Esta organización será la responsable de pagar a los profesores voluntarios de chino, quienes deberán tener títulos universitarios o superiores y un buen dominio de castellano para impartir un máximo de 20 horas lectivas semanales.

Subir