24 de septiembre de 2020 24/9/20

La Filmoteca presenta la obra completa de Béla Tarr, uno de los cineastas más controvertidos

  • Del 7 de abril al 3 de mayo, se proyectarán sucesivamente todas las películas de Béla Tarr: las más realistas y también las más formalmente demoníacas

  • El ciclo incluye el último trabajo del director húngaro, el film El hombre de Londres (The man from London, 2007)

  • No es frecuente ver este tipo de cine y ésta es una gran oportunidad para deleitarse con la obra más importante de Béla Tarr: Sátántangó (El tango de Satán, 1994)

Del realismo socialista al formalismo demoníaco. Así define Jonathan Rosenbaum, crítico norteamericano, el cine de Béla Tarr. Desde que, en 1977, dirigiera Nido familiar, hasta su última película, rodada en 2007, El hombre de Londres, Béla Tarr ha pretendido con todas sus obras retratar la parte más fea de los seres humanos.

A lo largo del ciclo, que se inicia el martes en la Filmoteca de Valencia, se podrán ver un total de 13 películas. Las tres primeras son “gritos de rabia de factura realista socialista”, según el ya citado crítico Rosenbaum. Las cuatro siguientes superan el marco del realismo socialista para adentrarse con mordacidad en un tema un poco más universal: la derrota moral con ramificaciones de orden metafísico y demoníaco.

Családi Tüzfészek (Nido familiar, 1977) fue su primera obra fílmica y es la más “cruda” de todas, ya que retrata cómo una joven pareja se ve obligada a vivir en una única habitación con los padres del marido. Esta circunstancia acaba destrozándoles por completo. En su segunda película, Szabadgyalog (The outsider, 1980) Béla Tarr traza el retrato de un joven inestable que a la vez es obrero de fábrica y enfermero.

Antes de producirse el gran cambio en su obra (del más puro realismo al formalismo demoníaco), el cineasta produjo una versión televisiva de Macbeth, el clásico de Shakespeare, que se comprime en solamente dos planos. El primero es una corta escena anterior a los títulos de crédito y el segundo es una larga escena de duelo entre Macbeth y Macduff. A partir de ese momento, vienen ya películas como Oszi Almanach (Almanaque de otoño, 1984), Kárhozat (La condena, 1987) y Werckmeister Harmóniák (Armonías de Werckmeister, 2000).

Según Rosenbaum, Sátántangó (El tango de Satán, 1994) es la obra maestra de Béla Tarr: una película desternillante cargada de un “humor negro apocalíptico”. Tarr subraya que la forma de su película, como la de la novela, se inspira en el ritmo del tango: seis pasos adelante, seis pasos atrás. Narra los sueños, intrigas y traiciones que se dan en una granja colectiva durante unos cuantos días de un lluvioso otoño.

Así y todo, comprobamos que todas las películas que en este ciclo se van a proyectar, no son en absoluto convencionales: obras que descubren las raíces de la podredumbre contemporánea.

Subir