28 de septiembre de 2020 28/9/20

Escrito de Emilio Valiño, Catedrático de Derecho Romano de la Universitat de València

    Publicación del escrito de Don Emilio Valiño, Catedrático de Derecho Romano de la Universitat de València en relación a un artículo de opinión publicado por un articulista de elperiodic.com, José Luis Ramos:

    “En relación con el artículo del pasado día 30 de junio titulado ‘la cuota en favor de las mujeres’, el Sr. Ramos hizo una serie de manifestaciones, absolutamente falsas en algunos casos, inexactas en otras, que afectan a mi persona, Emilio Valiño, Catedrático de Derecho Romano de la Universitat de València, y de las que deseo salir al paso:

    1º.- Es absolutamente falso que sea o haya sido alguna vez un ‘hombre del OPUS’, como manifiesta el Sr. Ramos, ignoro con qué fundamento e intención, quizá la de dar mayor visibilidad a su columna a costa de mi buen nombre.

    2ª.- Es absolutamente falso que yo haya apoyado alguna vez al PP, como manifiesta el Sr. Ramos, ignoro con qué fundamento e intención, quizá la de dar mayor visibilidad a su columna a costa de mi buen nombre.

    3º.- Es inexacto que en torno al año 1990 haya presentado a Aznar. Sí es cierto que, no recuerdo la fecha, el por entonces Decano de la Facultad, Prof. Vidal Guitarte, me pidió la cesión del Aula Magna de la Facultad de Derecho en la que yo debía dar clase a media mañana por ser la más grande. También me pidió que me quedase en el Aula durante su intervención por tener él (el Prof. Vidal Guitarte) que ausentarse para atender a sus ancianos padres, que vivían en Castellón. Quedé entonces en la mesa, no recuerdo si en compañía de alguien más, pero, desde luego, no fui yo quien invitó al Sr. Aznar ni quien fuese elegido ni mucho menos se hubiese ofrecido para presentarlo a los fines o por las razones que insinúa el Sr. Ramos.

    4ª.- Es absolutamente falso que en el año 1985 o en cualquier otro año haya dicho en clase, al ver muchas mujeres en el aula, que ‘no era lugar para ellas’ y que ‘el lugar más propio para las mujeres era la cocina’, ignoro con qué fundamento e intención, quizá la de dar mayor visibilidad a su columna a costa de mi buen nombre.

    5ª.- Y es absolutamente falso que en el año 1985 o en cualquier otro año exigiera a una alumna, deseosa de preguntar al final de la clase, que se retirara dos metros por ser esa la distancia que debía mantener para hablar conmigo, ignoro con qué fundamento e intención, quizá la de dar mayor visibilidad a su columna a costa de mi buen nombre.

    Atentamente, Prof. Emilio Valiño del Río”.

    Subir