24 de febrero de 2020 24/2/20

Hoy entra en vigor la Ley de Accesibilidad Universal al Sistema de Transporte de la Comunitat

  • La Conselleria de Infraestructuras y Transporte ha sido la encargada de redactar la normativa

  • Flores asegura que la ley mejorará la calidad de vida de las personas con movilidad reducida, mayores, embarazadas y viajeros con niños

  • El Conseller anuncia un nuevo título de transporte de FGV para personas con discapacidad en 2010

La Ley de Accesibilidad Universal al Sistema de Transporte de la Comunidad Valenciana, elaborada por la Conselleria de Infraestructuras y Transporte, ha entrado hoy en vigor después de que el pasado mes de noviembre fuera aprobada por unanimidad por las Cortes Valencianas.

El conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, ha mostrado su satisfacción ante esta ley pionera cuyo objetivo es “mejorar la calidad de vida de la población en general y, de forma especial, facilitar el acceso de las personas que por cualquier motivo se encuentran en una situación de limitación respecto al sistema de transportes”.

Mario Flores ha aprovechado hoy para anunciar que en 2010 FGV contará con un título de transporte dirigido a las personas con discapacidad aplicable en Metrovalencia y el TRAM de Alicante. Este nuevo título será de aplicación a todas aquellas personas que presenten un grado de discapacidad superior al 65%. Este título permitirá a sus titulares viajar dentro de la zona tarifaria “ABCD” de la provincia de Valencia y su equivalente en la provincia de Alicante, sin íimite de viajes.

Amplio sector de la población

Una de las novedades que presenta esta ley es que no sólo se dirige a colectivos con problemas de movilidad. El Conseller ha explicado que también “beneficia a un gran bloque de la población, más de dos millones de valencianos, que conforman las personas mayores, embarazadas y viajeros con niños pequeños, ya que gracias a esta nueva normativa tendrán mayor comodidad y mejor accesibilidad en sus desplazamientos”.

Flores también ha destacado que esta nueva ley engloba a la totalidad de los elementos y servicios que permiten el desplazamiento de los ciudadanos, ya sea mediante modos de transporte mecanizados o no mecanizados, públicos o privados. Asimismo, esta normativa “prioriza a los peatones y ciclistas frente a los vehículos motorizados en el reparto del espacio público, lo que demuestra la apuesta clara del Consell por conseguir ciudades más amables”.

El Conseller ha explicado que se trata de una ley actual que establece las condiciones y plazos para que los elementos y servicios actuales se adapten a las prescripciones de la ley, como es el caso de estaciones, paradas, flotas de autobuses, taxis, etc. Todo ello con el objetivo de que en un plazo máximo de ocho años todo el sistema de transporte de la Comunitat esté completamente adaptado.

Plan de adaptación de itinerarios urbanos

El Conseller ha explicado que a partir de ahora “los municipios deberán elaborar un Plan de Adaptación de itinerarios urbanos a las personas con problemas de movilidad, evaluando el nivel de adaptación de todas las aceras y otros elementos destinados a los peatones de la localidad”. Antes del 31 de diciembre de cada año, cada municipio elaborará un documento que refleje el grado de cumplimiento de los objetivos del plan, documento que será sometido a información pública y trasladado al órgano de participación para su conocimiento.

Entre las obligaciones que marcará la ley destaca que todos los municipios de más de 20.000 habitantes deberán tener todas las aceras adaptadas en un periodo de cuatro años. Por lo que respecta a los municipios de menos de 20.000 habitantes que no alcancen las 10.000 viviendas, deberán adaptar su red peatonal a las necesidades de las personas con problemas de movilidad en los plazos más breves posibles y en todo caso en un plazo máximo de ocho años.

Línea roja

El Conseller también ha hecho hincapié en aquellas medidas novedosas de esta normativa que pueden llegar a ser un referente europeo. Es el caso de la línea roja, que se concibe como una nueva marca vial que indica aquellos sitios (vado, aceras, paradas de autobús, etc) en donde el estacionamiento de un vehículo privado impide el paso de las personas con movilidad reducida.

Asimismo, la ley también establece legalmente la existencia de plazas reservadas para las personas con movilidad reducida. Por ejemplo, en el transporte público de viajeros, el mínimo de asientos reservados será del 10 por ciento del total del vehículo, los tranvías o trenes dispondrá de un espacio mínimo que permita la ubicación de un número de sillas de ruedas igual al 2 por ciento del número total de asientos.

La ley también incluye la creación de un Consejo de Participación del Transporte Adaptado de la Comunitat. La tarea básica de este consejo será la emisión de informes relativos a los instrumentos previstos en la ley para la adecuación del sistema. El consejo estará integrado por representantes de las administraciones, empresarios y sindicatos, así como asociaciones de personas mayores, con discapacidad y consumidores.

 

Subir