22 de octubre de 2020 22/10/20
Escolano y Gamero inauguran este curso centrado en las enfermedades tropicales desatendidas

30 enfermeras valencianas se forman en el Peset para ejecutar proyectos de cooperación al desarrollo

30 enfermeras valencianas se forman en el Peset para ejecutar proyectos de cooperación al desarrollo - (foto 1)
  • La exposición La salud de las poblaciones muestra la situación sanitaria de distintos países empobrecidos

  • La implicación del personal de enfermería es clave en las acciones solidarias

El director general de Investigación y Salud Pública de la Conselleria de Sanitat, Manuel Escolano, y el subdirector general de Integración y Cooperación de la conselleria de Justicia y Bienestar Social, Francesc Gamero, han inaugurado esta mañana en el Hospital Universitario Doctor Peset un curso avanzado de cooperación y educación para el desarrollo que formará a 30 enfermeras valencianas para llevar a cabo proyectos solidarios relacionados con los cuidados de la salud.

Este curso se incluye dentro de la iniciativa desarrollada conjuntamente por la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) para aumentar la conciencia de la población y del personal sanitario sobre el impacto de las enfermedades tropicales desatendidas.

“Este tipo de patologías, como el cólera, el chagas, el dengue o la lepra, entre otras, constituyen un fuerte obstáculo para el desarrollo socioeconómico de las comunidades empobrecidas. La reducción de su incidencia puede contribuir de forma notable a la lucha contra la pobreza, el hambre y la mejora de la salud de las poblaciones. Por ello, el eje de este proyecto es la enfermería, ya que sus profesionales desempeñan un papel activo en la promoción de la salud y, en consecuencia, en el combate de estas enfermedades”, ha señalado Margarita Benet, vicesecretaria de FUDEN-Valencia.

Formación en el terreno

A lo largo de esta semana, las enfermeras de toda la Comunitat Valenciana que participen en el curso aprenderán a cooperar y profundizarán en materias como el desarrollo humano, la cooperación internacional, el impacto de las enfermedades tropicales y el trabajo de las organizaciones solidarias.

Además, los alumnos del curso optarán a una beca destinada a completar su formación en el terreno, conociendo el trabajo de cooperación enfermera de FUDEN en un país de América o África. Como trabajo final, la enfermera becada tendrá que elaborar un diagnóstico sobre la situación de salud en el país al que haya viajado.

“De esta forma se convertirá en un agente de sensibilización de la población española, ya que tendrá que exponer su experiencia en una mesa de debate en la que compartirá sus vivencias”, han explicado desde la organización del curso que acoge el Hospital Universitario Doctor Peset.

La salud de las poblaciones

Junto con la formación de las enfermeras, el Hospital Universitario Doctor Peset acogerá hasta el 30 de noviembre la exposición titulada “La salud de las poblaciones y sus enfermedades desatendidas”. Esta muestra, compuesta por 15 paneles, refleja la situación sanitaria de los distintos países empobrecidos y ofrece información sobre enfermedades olvidadas que padecen millones de personas.

Se trata de enfermedades como el dengue, el tracoma, la úlcera de Buruli, la lepra, el cólera, la leishmaniasis o la enfermedad de Chagas, que suelen darse en países en desarrollo y que son, la mayoría, enfermedades infecciosas que afectan a los sectores de población más pobres aunque en la actualidad ya haya tratamiento o medidas preventivas eficaces para ellas.

“Hoy en día, y aunque la salud sea un derecho mundialmente reconocido, la salud depende del lugar donde se vive. Según datos de la OMS, de cada 100 enfermos, 93 viven en países de renta media o baja y mueren por enfermedades como la tuberculosis, la malaria, el sida, el sarampión o la neumonía. Las diferencias en los niveles de salud y enfermedad son muy importantes, tanto que un niño que nace hoy en España vivirá hasta los 79 años, pero si lo hace en Níger, sólo vivirá hasta los 45 años, 34 años menos. Por ello, debemos desarrollar estrategias y propuestas de acción que equilibren estas desigualdades ya que, cuanto más nivel de salud tengan las personas de un país y más personas estén sanas, mayor será su capacidad para conseguir un nivel de desarrollo adecuado”, han explicado desde FUDEN.

Subir