21 de septiembre de 2020 21/9/20

El 42% de las empresas auxiliares de automoción deben crecer para mejorar su posición competitiva

  • El 53% de las empresas del sector debe reinventar su modelo de negocio y diversificar para minimizar riesgos

  • Sólo el 5% de las empresas nacionales se pueden considerar multinacionales correctamente posicionadas en el mercado

  • El coste de mano de obra es un 60% menor en los Países del Este

El sector de empresas auxiliares de automoción está viviendo unos meses complicados motivados por la crisis del automóvil. Las empresas que lo componen, muy dependientes de pocos clientes, los fabricantes de automóviles, cuenta con un tamaño demasiado reducido para afrontar la actual situación económica. De hecho, el 42% de las empresas auxiliares de automoción deben crecer para mejorar su posición competitiva y asegurar su viabilidad a largo plazo. Esta es la principal conclusión que se desprende del último Centro de Competitividad e Innovación realizado por los expertos de IMPROVEN tras estudiar a 81 empresas del sector.

Este 42% de las empresas necesita tamaño e internacionalizarse para conseguir ventajas competitivas. “En este porcentaje se encuentran las empresas de tamaño medio, que ya cuentan con departamentos de I+D+i y ya han iniciado su proceso de internacionalización”, comenta Eduardo Navarro, socio director de IMPROVEN y responsable del estudio.

Otro de los datos relevantes del estudio es que tan sólo el 5% de las empresas nacionales del sector se pueden considerar multinacionales correctamente posicionadas a nivel mundial. “Hay pocas multinacionales de capital español y eso es una desventaja en este sector. Aunque existen muchas multinacionales presentes en España, suelen ser de capital extranjero en su accionariado y por tanto las decisiones estratégicas se toman fuera de España”, añade Eduardo Navarro.

Además de la crisis global que vive la economía, las empresas auxiliares de automoción se están viendo afectadas por la creciente competencia de algunos Países del Este, donde los costes de mano de obra son un 60% menores que en España”, comenta el socio director de IMPROVEN. Del mismo modo, la concentración de inversiones en estos países está ayudando a que estos se constituyan como la base de proveedores óptima para los fabricantes de automóviles situados en Alemania y Francia.

Las recomendaciones de IMPROVEN son diferentes en función del perfil de empresa. A las empresas nacionales de menor tamaño, les recomiendan que se reinventen y analicen en profundidad si deben continuar en el sector o es mejor que diversifiquen hacia otros. “Hemos encontrado muchas pequeñas empresas que deberían desinvertir y aprovechar su conocimiento en otros sectores menos competitivos” añade Navarro.

Del mismo modo, las medianas empresas nacionales deberían acelerar el proceso de crecimiento tanto orgánico como por adquisiciones, y que pasa por focalizarse en la internacionalización (deslocalizando los centros de producción) para aumentar el volumen de negocio.

En los centros productivos en España de empresas multinacionales, la estrategia es totalmente diferente. “Es momento de conseguir la excelencia en las operaciones, optimizando circulante, reduciendo los costes directos e indirectos, ajustando la capacidad instalada a la demanda prevista y obteniendo niveles óptimos de calidad y servicio”, añade el socio director de IMPROVEN.

Por último, Navarro concluye recordando que “el sector de las empresas auxiliares de automoción se encuentra en un momento propicio para las fusiones y adquisiciones. Es un sector atomizado, con sobrecapacidad y con bajas rentabilidades. Las fusiones y adquisiciones son una salida a la difícil situación que vive el sector”.

Subir