25 de febrero de 2020 25/2/20

El Hospital del Vinalopó ha realizado más de 2.500 pruebas de Medicina Nuclear en menos de un año

El Hospital del Vinalopó ha realizado más de 2.500 pruebas de Medicina Nuclear en menos de un año - (foto 1)
  • El Servicio entró en funcionamiento en mayo de 2011

El Servicio de Medicina Nuclear del Hospital del Vinalopó ha realizado más de 2.500 pruebas desde su entrada funcionamiento en mayo de 2011. Los profesionales del servicio han valorado muy “positivamente este dato, ya que ha permitido llevar a cabo un diagnóstico más rápido y preciso de las patologías, ofreciendo una valoración más temprana a los pacientes de cara a su tratamiento”.

Durante los últimos meses se ha reforzado el servicio incrementando el ritmo de actividad. En este sentido, durante el primer trimestre del año 2012 más de 1000 pacientes se han sometido a una prueba PET-TAC o una gammagrafía de la mano de los profesionales del servicio, y alrededor de 50 pacientes se han beneficiado de la prueba de ganglio centinela y otros tratamientos innovadores.

Recientemente, se han puesto en marcha técnicas novedosas para combatir el dolor óseo de origen metastásico y de consolidación en el tratamiento de los linfomas; en ambos casos con tratamientos sencillo y sin efectos adversos. En el tratamiento del dolor óseo de origen metastásico está destinado a aliviar la sintomatología que presentan este tipo de pacientes.

Además de estos tratamientos, el Servicio continúa ofreciendo terapia metabólica ambulatoria para el tratamiento del hipertiroidismo, teniendo previsto poner en funcionamiento dos habitaciones destinadas a pacientes ingresados.

Tecnología de vanguardia
El Servicio de Medicina Nuclear del Hospital del Vinalopó cuenta con un sofisticado equipo PET-TAC, convirtiéndose en el único centro hospitalario público de la provincia de Alicante en disponer de esta tecnología. Mediante este equipo los profesionales sanitarios obtienen imágenes de tipo metabólico, que les permiten realizar un diagnóstico precoz de muchas patologías así como una valoración más temprana de la respuesta a los tratamientos administrados. Las imágenes obtenidas mediante este equipo no podrían ser obtenidas con las técnicas de diagnóstico convencionales empleadas en otros centros, hecho que representa un importante valor añadido para los pacientes de la zona.

Según el Jefe de Servicio de Medicina Nuclear, el Dr. González Cabezas “el alto nivel tecnológico con el que cuenta el servicio ha permitido ofrecer una asistencia de la máxima calidad a los pacientes de la provincia”.

El servicio se encuentra ubicado en la planta baja del edificio, sobre una superficie aproximada de 800 metros cuadrados. El área de Medicina Nuclear del Hospital del Vinalopó se encuentra reglada por un estricto control que regula la emisión de radiación. Las instalaciones han requerido labores especiales de instalación de plomo para evitar cualquier riesgo no sólo para el paciente sino para el profesional sanitario.

Subir