2 de marzo de 2021 2/3/21

Las enfermeras gestoras de casos del Departamento del Hospital de Elche imparten una sesión formativa sobre sus funciones

    Las Enfermeras gestoras de casos del Departamento de Salud del Hospital General Universitario de Elche han llevado a cabo una sesión formativa destinada a estudiantes universitarios y a profesionales sanitarios interesados en sus funciones.

    La gestión de casos dentro de la Enfermería ya ha adquirido gran interés a nivel formativo, por lo que la sesión se llevó a cabo a petición de la Universidad que la ha incluido como seminario obligatorio para sus alumnos de Enfermería.

    Así, con el título “la enfermera gestora de casos ante el reto del envejecimiento y el aumento de la cronicidad en la población”, Asunción Cabanillas y Consolación Romero, explicaron su labor diaria en el Hospital y la de las enfermeras gestoras de casos comunitaria ubicadas en los centros de salud de Altabix, El Pla, Raval y San Fermín, con las que trabajan de forma coordinada.

    El Departamento sanitario cuenta con esta figura desde el año 2010, un programa que se creó para dar respuesta al aumento de enfermedades crónicas, complejas y pluripatológicas y al incremento del grado de dependencia de determinados pacientes debido al envejecimiento de la población.

    Metodología de trabajo

    El área más amplia de trabajo de las enfermeras gestoras es la asistencial, con las funciones de captación de pacientes complejos, el enlace de los mismos, la gestión de casos y la atención y apoyo a los cuidadores.

    En ese sentido, la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública dispone de un Plan para la Mejora de la Atención Domiciliaria, que aboga por un modelo de atención domiciliaria integrado y que dio lugar ya en su momento a la aparición de estos nuevos perfiles dentro de la Enfermería.

    Así, cualquier profesional referente en ese momento del paciente, puede derivar tanto a la enfermera gestora de casos hospitalaria como comunitaria, para que el paciente sea valorado para inclusión en gestión de casos y así realizar el plan de intervención necesario colaborando con el resto de profesionales a su cargo.

    Por otro lado, otra de las tareas a desarrollar por la enfermeras gestoras de casos ubicadas en el hospital es detectar al alta a aquellos pacientes complejos que necesiten de una continuidad en los cuidados y remitir la información a la enfermera de gestión de casos comunitaria del centro de salud del paciente, de forma que exista siempre una comunicación entre Atención Primaria y Especializada y se proporcione una atención integrada de la población.

    Atención en el domicilio

    Tanto Asunción Cabanillas, como Consolación Romero, insisten en destacar la importancia de la atención en el domicilio ya que consideran éste como el mejor lugar terapéutico y mantiene que “nuestros objetivos son mantener al paciente en el domicilio con calidad de vida, garantizar en el caso que sea necesario una muerte digna y evitar urgencias e ingresos inapropiados”.

    Respecto a este último punto según los últimos estudios elaborados en el departamento, la labor llevada a cabo por las enfermeras gestoras de casos da como resultado la reducción de aproximadamente un 70% tanto las visitas a Urgencias como los ingresos de los pacientes que atienden.

    Además, las enfermeras gestoras de casos también proporcionan atención y seguimiento telefónico a pacientes y cuidadores suministrando información, educación y actividades de refuerzo como recordatorios de prevención de complicaciones, control de síntomas etc.

    En la sesión, las ponentes explicaron a los asistentes los planes y protocolos de atención existentes en la Comunitat Valenciana y a los que se ciñen a la hora de desarrollar su trabajo, como es el Plan integral de Cuidados Paliativos y Estrategia para la Atención a Pacientes Crónicos.

    Para finalizar la jornada, las enfermas presentaron a los asistentes dos casos reales de pacientes atendidos antes de la existencia de la figura de la enfermera de gestión de casos y también después, con lo que los estudiantes pudieron comprobar las importantes mejoras que esta especialidad introduce en múltiples facetas como en calidad de vida del paciente, reducción del gasto sanitario, atención continuada etc.

    Las responsables de impartir la sesión formativa explican que entre los retos actuales de su profesión destacan: superar los esquemas tradicionales de curación, fomentar la proactividad, anticipando y resolviendo problemas antes de producirse el empeoramiento de la situación, fomentar la atención integral e integrada y la máxima resolución de problemas en el ámbito comunitario

    Subir