17 de junio de 2019 17/6/19

El Ayuntamiento inicia los trámites para que los agricultores se ahorren el 95% del IBI

La Junta de Gobierno Local ha acordado hoy iniciar los trámites para lograr una rebaja del 95% en el IBI para las balsas y embalses de riego para uso agrícola.

Así lo ha explicado hoy el concejal de Medio Rural y portavoz adjunto de la Junta de Gobierno, Antonio García,  quien ha aclarado que “se trata de iniciar la tramitación para la modificación de la ordenanza fiscal reguladora el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de naturaleza rústica con el objeto de aplicar una bonificación del 95% de la cuota correspondiente a las instalaciones de balsas y embalses de riego ubicadas en inmuebles donde se desarrollen actividades agrícolas, la cual deberá elevarse al próximo Pleno municipal del mes de marzo para su aprobación”.

García ha añadido que se trata de una medida que tiene como objeto rebajar la carga fiscal de los agricultores. “Quiero recordar que este Equipo de Gobierno está al lado de los agricultores y de sus reivindicaciones en contra del tasazo y del catastrazo de Montoro. Con esta medida pretendemos rebajar la carga fiscal que soportan y premiarles por hacer un uso razonable del agua en una zona como la nuestra donde es un bien escaso”.

La Ley de Haciendas Locales prevé que los ayuntamientos, mediante ordenanza municipal, pueden regular una bonificación de hasta el 95 % de la cuota íntegra del Impuesto sobre Bienes Inmuebles a favor de aquellos en los que se desarrollen actividades económicas que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, histórico artísticas o de fomento del empleo que justifiquen tal declaración, la cual debe ser realizada por el Pleno municipal.

Esta bonificación se aplicará exclusivamente a la cuota correspondiente a las balsas y embalses de riego de inmuebles rústicos en los que se desarrollen actividades agncolas.

AGUAS REGENERADAS

Por otra parte, la Junta de Gobierno Local ha aprobado dos pequeñas obras correspondientes al plan de mejora de Hidraqua.

Tal y como ha anunciado Antonio García, “se trata de dos acciones que nos van a permitir seguir avanzando en el uso el agua regenerada. En concreto, estamos hablando de destinar 1.500 euros para la instalación de una línea aérea de baja tensión para el suministro eléctrico al depósito de aguas regeneradas en Carrús para mejorar su funcionamiento. La segunda actuación consiste en destinar 3.600 euros para hacer una pequeña acometida para llevar agua regenerada al vivero fitosanitario que allí se encuentra y que ahora utiliza agua potable”.