27 de mayo de 2020 27/5/20

El padre de la menor atropellada dice que no se conforma con la sentencia

El padre de la menor atropellada dice que no se conforma con la sentencia - (foto 1)

    Julián Ríos, el padre de la menor de 14 años atropellada mortalmente en Elda, ha asegurado hoy que "no se van a conformar" con la sentencia que condena al acusado a tres años de libertad vigilada, y ha indicado que estas resoluciones "mandan a los jóvenes el mensaje de que matar a alguien sale gratuito".

    Ríos ha señalado que "no se puede pagar con tan poco la vida de una persona y menos de la forma" en la que lo hizo el acusado, "con un total desprecio hacia la vida de los demás".

    El Juzgado de Menores número uno de Alicante ha condenado al autor del atropello, que tenía 17 años en el momento de los hechos, a dos años de internamiento en un centro en régimen semiabierto y a tres de libertad vigilada, si bien ha suspendido la ejecución de esos dos años de internamiento con la condición de que no vuelva a cometer ningún delito.

    El magistrado considera al procesado responsable de un homicidio por imprudencia grave y de tres delitos de lesiones en relación con una conducción temeraria, ya que también causó heridas a otros tres menores que se hallaban junto a la víctima mortal.

    El padre de la víctima ha afirmado que "no se van a conformar con el fallo de la sentencia", que ha calificado de "injusto", y ha explicado que, a pesar de que él y su mujer, Inés Rueda, llevaban "varios días haciéndose a la idea" de que el juez iba a imponer esta condena, ya que se corresponde con la petición fiscal, tenían "una pequeña esperanza" de que no fuera así.

    Para Ríos, "este tipo de sentencias mandan a los jóvenes el mensaje de que matar a alguien sale gratuito" y que "con reconocer los hechos en el juicio puedes salir en libertad".

    Por su parte, la delegada en la Comunitat Valenciana de la Asociación Stop Accidentes, a la que pertenecen los padres de la fallecida, Ana Novella, ha considerado que el fallo judicial es una "vergüenza" y que "una vez más se vuelve a demostrar que los jueces no están todo lo implicados que deberían estar en estos casos".

    Novella ha manifestado que los menores actúan con "absoluta impunidad" y que "se protege mucho más al delincuente que a la víctima".

    Los hechos ocurrieron sobre las 20 horas del 27 de octubre de 2007 cuando el condenado conducía un todoterreno de marca Nissan propiedad de su padre, aunque sin la autorización del progenitor y a pesar de que carecía del permiso de conducir.

    El juez considera hechos probados que el procesado, "con ánimo de presumir ante los jóvenes" que se concentraban en una zona céntrica de Elda, se dirigió a la plaza Zapatero a "velocidad excesiva, con gran temeridad y con evidente desprecio por la seguridad y la integridad física de los que allí se encontraban" y en un tramo curvo atropelló a varios peatones, entre ellos una joven de 14 años, que falleció a consecuencia del impacto.

    Subir