19 de septiembre de 2020 19/9/20

El TRAM mejora la seguridad del túnel Loma de Rejas tras acabar la instalación de alumbrado y protección de incendios

  • La infraestructura tiene una longitud de 550 metros

  • Construida en el año 1913, se sitúa entre El Campello y La Vila

La Conselleria de Infraestructuras y Transporte, a través de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), ha finalizado los trabajos de mejora de las instalaciones eléctricas y de sistemas de protección de incendios en el túnel Loma de Rejas, situado entre las poblaciones de El Campello y La Vila Joiosa y que da actualmente servicio a las Líneas 1 y 3 del TRAM Metropolitano de Alicante de la Línea Alicante-Dénia.

De esta forma, este paso subterráneo que cuenta con un siglo de vida, se encuentra ya iluminado y con los pertinentes sistemas contraincendios gracias a las obras acometidas, que se iniciaron en diciembre de 2008 y finalizaron a finales del pasado mes de febrero. El objetivo es ganar en seguridad, tanto de los usuarios como de los maquinistas que prestan el servicio.

Situado en el término municipal de El Campello, el túnel Loma de Rejas es de vía única, tiene una longitud de 550 metros y da servicio a la Línea Alicante-Dénia que gestiona Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana en la provincia de Alicante.

Construido en 1913, el paso subterráneo daba servicio al Ferrocarril Secundario de Alicante a La Vila Joiosa, destinado al transporte de mercancías, especialmente de pasas y vino. Más tarde se unió al Ferrocarril Estratégico de La Vila a Denia, dando lugar al Ferrocarril Secundario Estratégico de Alicante a Denia. Posteriormente, la línea fue asumida por Explotación de Ferrocarriles por el Estado (EFE) hasta que todos los ferrocarriles de vía métrica pasaron a integrar la empresa pública estatal FEVE Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha. En 1986, FEVE transfirió el servicio a la Generalitat Valenciana, pasando a depender de la empresa pública autonómica FGV hasta la actualidad.

Desde su creación, el túnel de Loma de Rejas ha experimentado una intervención en 1990, consistente en obras de refuerzo y revestimiento y de drenaje del suelo, para subsanar las filtraciones producidas en sus paredes procedentes de las urbanizaciones colindantes.

Los trabajos ahora finalizados han consistido en instalación eléctrica y ubicación de sistemas de protección de incendios tales como columna seca, extintores, señalización de emergencia, pulsadores de alarma y central de alarmas. La inversión total para la realización de las obras ha ascendido a 165.000 euros.

Subir