31 de octubre de 2020 31/10/20

Los herederos de Manuel Molina donan los Fondos Bibliográficos del Autor al Ayuntamiento

    Los herederos del poeta alicantino Manuel Molina donarán, en una ceremonia que se realizará el próximo viernes 5 a las 13:00 horas en la Sala Ramón Llull de la Biblioteca Municipal, los Fondos Bibliográficos del autor al Ayuntamiento de El Campello. El fondo está dotado con 2729 elementos entre libros y documentos entre las que encontramos de forma masiva obras de poesía y, en menor medida, obras de teatro y monografías de la ciudad de Alicante. Cabe mencionar que muchos libros vienen con dedicatorias hechas al poeta, y también existen cartas privadas, correspondencia entre poetas...

    Manuel Molina Rodríguez (Orihuela, Alicante, 17 de octubre de 1917 – Alicante, 29 de diciembre de 1990) fue poeta. En su ciudad natal conoció, mientras estudiaba Bachillerato, a Miguel Hernández, Carlos Fenoll y Ramón Sijé, con quienes compartió múltiples reuniones. En 1935 se trasladó a Alicante y allí presidió las Juventudes de Izquierda Republicana un año más tarde. Tras la rebelión militar de 1936 se alistó como voluntario en el 4º Batallón de Carabineros y fue destinado al frente de Madrid. En la Alianza de Intelectuales Antifascistas conoció a Rafael Alberti, María Teresa León, Emilio Prados y Antonio Aparicio. Frecuentó también a Vicente Alexiandre. Terminada la guerra y tras pasar por el campo de concentración de la Plaza de Toros de Valencia regresó a Alicante, donde, junto a otros poetas, intentó rehacer la vida literaria en la ciudad. Mientras trabajó como capataz en la construcción de carreteras y fundó varias revistas literarias (Intimidad poética, Sigüenza, Verbo). Desempeñó diversas ocupaciones hasta ingresar en la Caja de Ahorros del Sureste de España, donde transcurrió el resto de su vida laboral. Junto a Vicente Ramos, fundó la Colección Ifach de poesía. En 1955 conoció a Carlos Sahagún, con quien estableció una amistad entrañable, orientándole en sus inicios literarios. Hasta 1990, fecha de su muerte, impulsó numerosas actividades culturales en la capital alicantina.

     

    Subir