6 de junio de 2020 6/6/20

Los economistas confían en la recuperación, lenta pero progresiva, de la economía valenciana

Los economistas confían en la recuperación, lenta pero progresiva, de la economía valenciana - (foto 1)
  • Los economistas apuestan por un sistema mixto de financiación autonómica, según necesidades y capacidad fiscal regional, en el que el Estado garantice los servicios públicos básicos a todos los ciudadanos

  • El Consejo de Colegios de Economistas de la Comunidad Valenciana presenta la duodécima edición especial de la encuesta sobre coyuntura económica

El Consejo de Colegios de Economistas de la Comunidad Valenciana, que integra los colegios profesionales de las tres provincias, ha presentado esta mañana, a los medios de comunicación, los resultados de la duodécima edición de Los economistas opinan. En el acto han intervenido los decanos de los Colegios de Valencia, Juan Manuel Pérez Mira, Alicante, Francisco Menargues, quien además es presidente del Consejo Valenciano y Jaime Querol, decano del Colegio de Castellón.

Los indicadores de esta edición, analizados en retrospectiva, invitan al optimismo. El porcentaje de economistas que considera que la economía de la Comunidad Valenciana está igual que hace un año (48,87%) supera al porcentaje de los economistas que percibe un deterioro (32,27%). La valoración de la situación económica de la Comunidad Valenciana, con un 3,49 sobre 10, obtiene su mejor nota desde que se realiza esta encuesta. Con un 4,21, la economía española consigue también su valoración más alta y se acerca aún más al aprobado.

Para finales de 2014, los economistas prevén que se mantenga la senda de la lenta recuperación. En la Comunidad Valenciana, auguran una mejora de 0,44 puntos (3,93). Para la economía española, el pronóstico a seis meses es de 4,71, medio punto más que en la actualidad y más cerca del aprobado. En ambos casos, son las previsiones más elevadas desde que se realiza la encuesta.

A juicio de los encuestados, tres son los principales problemas que la crisis económica ha dejado en la Comunidad Valenciana y está ralentizando la recuperación. El paro supone, con mucha diferencia, el primero de ellos. Le siguen la evolución de la demanda y la inadecuada dimensión y estructura de las empresas valencianas.

Ante la necesidad de rediseñar el sistema de financiación autonómica, la encuesta del COEVA somete a la valoración de los colegiados cuatro posibles opciones. La mejor valorada, con un 4,04 sobre 5, apuesta por un sistema mixto, según necesidades y capacidad fiscal regional, en el que el Estado garantice los servicios públicos básicos a todos los ciudadanos. Esta opción se ha impuesto a un sistema solidario entre las distintas comunidades autónomas, un modelo idéntico para todas las comunidades autónomas, en función de su población, y uno completamente descentralizado, en el que cada comunidad autónoma gestione sus propios ingresos y gastos. Los economistas son más reticentes a este último sistema. “Hay un consenso, tanto académico como profesional, de que nuestra Comunidad ha tenido un problema grave de infrafinanciación”, ha declarado el decano del COEV, Juan Manuel Pérez Mira.

En la encuesta se plantean tres posibles medidas de reforma fiscal. Los economistas se muestran más partidarios de suprimir algunas deducciones en IRPF para lograr la neutralidad fiscal entre vivienda en propiedad y vivienda en alquiler. Optan, en segundo lugar, por implementar una devaluación fiscal para impulsar la competitividad de la economía española. Una medida que propone subir el IVA para encarecer las importaciones y reducir las cotizaciones a la seguridad social, para favorecer las exportaciones. La tercera medida, con menos aceptación que las anteriores, consiste en la puesta en marcha de un nuevo Impuesto de Bienes Inmuebles de carácter nacional. En cualquier caso, ninguna de las tres medidas propuestas en la encuesta logra un apoyo amplio entre los economistas de la Comunidad Valenciana. Al respecto de la reforma tributaria aprobada la semana pasada, Pérez Mira afirmó que “después de la expectación que había generado el informe de los expertos, se esperaba una reforma muchos más amplia, tanto en la tributación directa como indirecta. No obstante, no sabemos si estas líneas que se han dado a conocer son las primeras y si se continuará ahondando en todas las áreas que han quedado fuera de ellas y que son necesarias para que esta reforma contribuya a la ansiada recuperación económica”.

Subir