18 de febrero de 2020 18/2/20

Economía incide en la importancia de realizar un uso adecuado, seguro y responsable de los petardos

Economía incide en la importancia de realizar un uso adecuado, seguro y responsable de los petardos  - (foto 1)
  • La dirección general de Comercio y Consumo señala la necesidad de extremar las precauciones y utilizar únicamente los productos autorizados para cada edad

La dirección general de Comercio y Consumo, dependiente de la conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, ha reeditado unos folletos y cartelería con consejos e indicaciones para realizar un uso responsable y adecuado de los petardos durante las fiestas de la Magdalena y las Fallas.

Bajo el lema "Con los petardos, no te la juegues", la dirección general de Comercio y Consumo pretende incidir en una mayor concienciación sobre la necesidad de extremar las precauciones en el uso del material pirotécnico, especialmente cuando es utilizado por población infantil. En este sentido, hay que destacar que los más pequeños deben usar exclusivamente los productos autorizados para su edad y siempre bajo la supervisión y vigilancia de una persona adulta.

En estos carteles y folletos,dirigidos a la población infantil, se describe de forma sencilla las distintas categorías de petardos, con las edades mínimas de uso, consejos y recomendaciones para la compra y elección del producto, así como del etiquetado y los productos prohibidos para la compra de no profesionales. Estos materiales se han enviado tanto a los colegios de la Comunitat, asociaciones de personas consumidoras, como a las OMICs y a la Junta Central Fallera.

Recomendaciones para la compra

Los petardos se dividen en tres categorías según la edad: categoría I (edad mínima de uso en la Comunitat Valenciana 8 años); categoría II (edad mínima 16 años) y categoría III (edad mínima 18 años). En cualquier caso, la normativa prohíbe la venta y adquisición de petardos a menores de 12 años.

Todos los establecimientos que vendan material pirotécnico deberán haber obtenido previamente la correspondiente autorización administrativa por parte de la Subdelegación del Gobierno y del ayuntamiento correspondiente.

Además de las precauciones en la venta y almacenamiento, es indispensable comprobar el etiquetado de los envases para conocer a qué clase pertenecen.

Por otro lado, hay que asegurarse de que los productos comprados se encuentren en perfecto estado sin que aparezcan signos de deterioro y respetar en todo momento las instrucciones que aparecen en el etiquetado. Para prevenir posibles daños, no hay que extraer su contenido ni manipular sus componentes. Tampoco es recomendable guardarlos en los bolsillos, ni llevar mucha cantidad.

Realizar un uso adecuado

La dirección general de Comercio y Consumo recuerda que, al utilizar un artefacto pirotécnico, hay que dejar suficiente espacio alrededor y evitar su empleo en aglomeraciones. Sólo se pueden disparar petardos en las zonas delimitadas para ello y marcadas como zona de fuegos.

Los petardos se deben encender aguantándolos colocado en el suelo, lejos de la cara y las manos para evitar cualquier riesgo de quemaduras.

El material pirotécnico se debe encender por el extremo de la mecha para que nos de tiempo a retirarnos, ya que suelen tardar entre 6 y 12 segundos en prenderse.

Los petardos no se deben disparar contra personas o animales, ni en zonas donde haya vegetación o líquidos inflamables. Tampoco debemos encenderlos dentro de botellas, latas, contenedores o papeleras porque al explotar pueden producir metralla.

Si un petardo no enciende bien, no se debe tocar ni recoger. Y nunca se deben coger restos que hayan quedado de otros artificios.

En caso de quemaduras, es conveniente lavar la superficie afectada con agua fría para limpiar y calmar el dolor y no aplicar ningún tipo de pomada u otro producto. Después se debe envolver la quemadura con un paño limpio y acudir al centro de salud más cercano.

Subir