25 de febrero de 2021 25/2/21

Mayor recorta en 60.000 euros anuales el coste del gobierno de Cullera

    El coste del aparato político del Ayuntamiento de Cullera será el menor de las últimas décadas tal y como prometió el nuevo alcalde, Jordi Mayor, en su discurso de investidura. El primer edil ha trasladado hoy a la Junta de Portavoces del consistorio la propuesta de retribuciones de los cargos públicos, que será llevada a pleno el martes próximo.

    Finalmente, el nuevo ejecutivo municipal consigue un ahorro de 60.000 euros anuales en comparación con el gasto que para las arcas públicas suponía el anterior gobierno del Partido Popular.

    La partida global pasa de 370.000 euros a 310.000 a pesar de que esta legislatura debe añadirse el sueldo del alcalde, ya que el anterior cobraba como diputado provincial. Al final del mandato, el ahorro ascenderá a un mínimo de 240.000 euros, dinero que se destinará íntegramente al fomento de políticas sociales. No obstante, el ejecutivo socialista estudia medidas de ahorro adicionales de cara al próximo ejercicio presupuestario.

    Esta moderación del gasto se consigue con un recorte de concejales liberados así como en el número de asesores. De este modo, si el anterior gobierno municipal del PP inició su andadura en 2011 con 10 concejales liberados (incluyendo al exalcalde), el actual tendrá solamente 6.

    Por otra parte, el número de cargos de libre designación pasa de los 12 con los que se inició la legislatura anterior a 4 ahora, tres menos del tope legal que permite la ley. Cabe señalar que dos de ellos son de perfil exclusivamente técnico (Servicio de Arqueología y Departamento de Comunicación) debido a que estos puestos de trabajo no existen en la plantilla municipal y, por tanto, no pueden ser cubiertos por ningún funcionario. Esto obliga al consistorio a contratar a personal a través de la figura del cargo de confianza, ya que externalizar el servicio es más caro.

    Dentro de este apartado, el gobierno socialista ha suprimido a la secretaria de Playas y Medio Ambiente, la secretaria Administrativa de Deportes, el gerente de Turismo y el Animador Juvenil. De modo que los únicos cargos con los que se contará ahora serán el arqueólogo municipal, la dirección ejecutiva de Planes y Proyectos, la secretaría de la Alcaldía y la dirección ejecutiva de Comunicación, Publicaciones y Redes Sociales.

    Sueldos

    Por lo que a los salarios se refiere, el de la alcaldía ascenderá aproximadamente a 2.500 euros netos al mes (46.000 euros brutos anuales). En total, son 9.000 euros menos del tope máximo que estipula la ley (55.000 euros) y un salario muy por debajo de los 54.000 euros brutos que cobraba el anterior alcalde como diputado provincial más las indemnizaciones por asistencias que le abonaba el ayuntamiento.

    Un segundo teniente de alcalde percibirá 2.000 euros netos (39.000 euros brutos), mientras que tres tenientes de alcalde cobrarán 1.800 (31.000 euros brutos) y un quinto 1.300 euros (24.000 euros brutos).

    La retribución de los asesores se ha calculado por parte del Departamento de Personal del consistorio en función a su nivel formativo y de las horas de dedicación. La secretaría de la alcaldía tendrá dedicación completa y percibirá 19.000 euros anuales brutos, el arqueólogo municipal también con dedicación completa 29.000 euros brutos, la misma cuantía que la dirección ejecutiva de planes y proyectos (dedicación parcial de 30 horas) y la dirección ejecutiva de Comunicación, Publicaciones y Redes Sociales (con dedicación completa) 31.000 euros brutos.

    Las retribuciones serán efectivas a partir del 1 de julio.

    El alcalde ha señalado que este ahorro «supone el mayor esfuerzo hecho por un gobierno en la historia reciente de Cullera», subraya que se sitúa en el nivel de las retribuciones de localidades similares gobernadas por toda clase de siglas políticas y recuerda que «desde el minuto cero hemos cumplido nuestro compromiso de destinar ese dinero a políticas para las personas, como hemos hecho esta misma semana con la apertura del comedor escolar de verano para niños sin recursos económicos».

    Subir