2 de diciembre de 2020 2/12/20

Mayor instará al pleno a que apoye los PGE tras la inversión de 29,5 millones para Cullera

Mayor instará al pleno a que apoye los PGE tras la inversión de 29,5 millones para Cullera - (foto 1)

    La inversión prevista de 29,5 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para impulsar la finalización de la variante Cullera-Favara de la A-38 es vista como «clave» para el futuro de la ciudad por parte del alcalde cullerense, Jordi Mayor. No sólo porque eliminará el punto negro que acumula más accidentes de la Red Viaria del Estado, sino también porque logrará que la ciudad tenga una nueva entrada sur más acorde a sus necesidades actuales.

    Por ello, el primer edil ha anunciado hoy que instará al pleno municipal a que se pronuncie y propondrá una moción de apoyo a las cuentas generales presentadas por el Gobierno de España presidido por Pedro Sánchez.

    «Es necesario que se visibilice el apoyo del municipio a unos presupuestos que representan la mayor inversión de los últimas décadas recibida por Cullera por parte del Ministerio de Fomento, dirigido por el valenciano José Luis Ábalos quien desde el primer momento ha sido sensible a esta reivindicación», ha dicho el primer edil.

    «Hemos estado años pidiendo que se acaben las obras y ahora tenemos una gran oportunidad. No se entendería que alguien estuviera en contra de esta inversión que atiende una reivindicación histórica de Cullera y la comarca de la Ribera Baixa», ha valorado Mayor.

    El alcalde de Cullera ha expresado que las «gestiones» realizadas ante el Ministerio de Fomento por parte del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, han dado sus frutos y «hemos hecho entender al nuevo Gobierno de España que acabar la variante es importante porque se trata de una cuestión de seguridad vial, en primer lugar, y de mejora de los accesos a una ciudad de gran peso en el turismo de la Comunitat Valenciana como es Cullera».

    La inversión de 29,5 millones de euros es la segunda más alta prevista por Fomento para la Comunitat en materia de infraestructuras, solamente superada por la partida de Conservación y explotación de carreteras.

    A la A-38 se destinan algo más de 25 millones de euros más que en los anteriores presupuestos del Estado, elaborados por el antiguo Gobierno de Mariano Rajoy, lo que representa un incremento del 559 % de la inversión.

    Para la máxima autoridad local cullerense, «se hace justicia» y se pone fin a las «inversiones raquíticas de los últimos años, que condenaban a la obra a ir al ralentí sin fecha prevista de finalización».

    Reivindicación histórica

    La finalización de las obras de la A-38 es una de las máximas reivindicaciones de Cullera en materia de infraestructuras. El nuevo gobierno municipal reclamó a Fomento nada más acceder al poder la reactivación de las obras, hecho que se consiguió a finales de 2015.

    Desde entonces, los trabajos han avanzado lentamente con dotaciones presupuestarias escasas, como la de 4 millones del ejercicio pasado. La autovía servirá como alternativa a la vieja N-332, donde se han seguido sucediendo los accidentes de tráfico, algunos con resultados fatales al saldarse con víctimas mortales.

    Por otra parte, Cullera aspira a que la variante active la nueva entrada sur del municipio, lo que evitaría en gran medida que el acceso a la zona turística se haga por la entrada norte, sacando de este modo gran parte del tráfico rodado fuera del casco urbano, ya que se podría acceder directamente a San Antonio a través de la circunvalación del Bulevar evitando tener que cruzar toda la ciudad.

    Subir