24 de octubre de 2020 24/10/20

El Goya Gallery Restaurant de València gana el II Concurso Nacional de Paella de Cullera

El Goya Gallery Restaurant de València gana el II Concurso Nacional de Paella de Cullera - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    El Goya Gallery Restaurant de València gana el II Concurso Nacional de Paella de Cullera - (foto 2)
    El Goya Gallery Restaurant de València gana el II Concurso Nacional de Paella de Cullera - (foto 3)
    El Goya Gallery Restaurant de València gana el II Concurso Nacional de Paella de Cullera - (foto 4)
    El Goya Gallery Restaurant de València gana el II Concurso Nacional de Paella de Cullera - (foto 5)
    El Goya Gallery Restaurant de València gana el II Concurso Nacional de Paella de Cullera - (foto 6)

    El Goya Galery Restaurant de València se ha erigido en ganador de la segunda edición del Concurso Nacional de Paella de Cullera celebrado hoy en la capital turística de la Ribera.

    El establecimiento del cap i casal ha conseguido la máxima puntuación del jurado y ha sido su chef, Fernando Navarro Navarro, acompañado de su ayudante, Cinta Pérez, el encargado de recibir el primer premio valorado en 2.500 euros entregado por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

    El segundo premio (2.000 euros) ha recaído en el Club de Tenis de Cullera, galardón que ha entregado el alcalde de Cullera, Jordi Mayor, a su cocinera, Josefa Rodríguez Talavera, y al gerente, Rafael Aragó Bixquert.

    Por su parte, el tercero se lo ha llevado el joven establecimiento Vinotinto Valencia (1.500 euros). Su cocinero, Javier Van Gemert García, y su ayudante, Juan Roldán Usó, han recibido el reconocimiento de manos del presidente de la Federación Empresarial de Hostelería de València (FEHV), Manuel Espinar.

    El jurado de expertos, presidido por el padre de la gastronomía valenciana, Salvador Gascón, y compuesto por personalidades del mundo de la cocina como la estrella Michelin Kiko Moya o el finalista del programa Top Chef, Alejandro Platero, ha tenido una difícil elección entre los 17 participantes en el certamen por la alta calidad de los arroces presentados.

    Las paellas se han cocinado esta mañana a partir de las 10:30 horas en el 'Paella de Cullera Village', ubicado en la plaza de la Constitución (Oasis) junto al paseo marítimo en pleno corazón turístico de la ciudad. Numeroso público se ha congregado para ver a los mejores cocineros valencianos en acción pugnando por ver quién cocinaba la paella cullerense que se coronaría como la más deliciosa de este 2017. En varias tandas, el jurado ha ido probando los arroces mientras el público tenía la oportunidad de disfrutar de una degustación del plato.

    Revulsivo turístico

    La organización del concurso, que este año se ha llevado a cabo entre el Ayuntamiento de Cullera, la Asociación Empresarial de Hostelería y Turismo de Cullera y la Ribera Baixa —presidida por Juan Femenía— y la Federación Empresarial de Hostelería de València (FEHV), se ha felicitado por la consolidación de un proyecto que ha logrado la máxima implicación del sector de la restauración. De hecho, inicialmente fue concebido con carácter bienal y finalmente, la demanda hostelera, ha hecho que pase a ser anual.

    Mayor ha puesto en valor el papel de la gastronomía. «Es el gran evento que ofrecemos los 365 días del año», ha dicho, «y un motor de la economía que genera empleo y riqueza». Por eso, eventos como el Concurso Nacional de Paella de Cullera «ponen en valor todo ese trabajo y tienen un efecto retorno que multiplica la inversión en beneficio del sector turístico».

    Puig ha puesto el acento en la calidad del producto gastronómico de Cullera. «Paellas hay muchas, pero debemos velar por la calidad de los productos y no aceptar cualquier paella. La de Cullera es una buena paella y eventos como este van a tener siempre el apoyo de la Generalitat», ha apuntado.

    También el presidente de la FEHV ha reivindicado el papel de la gastronomía y ha destacado que en estos momentos es el sector que tira de la economía. Por ello ha valorado positivamente iniciativas que, como el Concurso Nacional de Paella de Cullera, apuestan por impulsar al sector.

    Salvador Gascón ha agradecido encarecidamente el gran apoyo recibido por el concurso que él ideó con la creación de la receta original de la Paella de Cullera. Embargado por la emoción ha pronunciado un breve discurso en el que los sentimientos han aflorado; el público le ha tributado una sonora ovación en reconocimiento a la labor del genio.

    Participantes

    Los 17 competidores de esta segunda edición de la Paella de Cullera han sido el Vinotinto de València, Chef Amadeo de Gandia, Restaurante Miguel y Juani de l'Alcúdia, Restaurante la Granja de Sueca, Restaurante Casa Granero de Serra, Restaurante Nazaret de Puçol, Pilar Restaurante d'Artana, Goya Gallery Restaurant de València, La Taula de Llíria, Restaurante El Racó de Meliana, Restaurante Mosaico de València, Restaurant Casa Macario de Tavernes de la Valldigna, Gambrinus de Siete Aguas, Avenida 2.0 de Massamagrell y los triunfadores de la preselección local celebrada el pasado 3 de mayo: Restaurante Club De Tenis, Restaurante El Rincón del Faro y el ganador, Restaurante El Blanco.

    Han completado el jurado Santos Ruiz Álvarez gerente de la DO Arròs de València; Alfredo Alonso Nuñez del Restaurante Rías Gallegas; Javier González del CdT, Nuria Sanz de l'Estibador; Fausto Clemente del Grupo REX, Juan Lagardera, director del Almanaque Valenciano e Iván López de Cami Vell y ganador del concurso de postres del año pasado.

    La Paella de Cullera es una nueva creación culinaria que se enmarca dentro del proyecto de relanzamiento turístico de Cullera. Basándose en la filosofía de la gastronomía de Kilómetro 0, busca fomentar los productos locales y atraer a los amantes de la buena mesa, un perfil de visitante con poder adquisitivo medio-alto.

    La Paella de Cullera se cocina con caldo de pescado de roca; langostinos de la lonja de Cullera; sepionet sin tinta y con su melsa; salmonete; figatells de escorpa; arroz de la variedad J. Sendra; aceite de oliva de Enguera; tomate fresco de Cullera para sofreír; pimentón dulce y azafrán de hebra. La particularidad es que todos los productos del mar son de la lonja de la ciudad.

    Subir