29 de noviembre de 2020 29/11/20

Cullera reduce la deuda al 58 %, el nivel más bajo en décadas

Cullera reduce la deuda al 58 %, el nivel más bajo en décadas - (foto 1)

    La deuda del Ayuntamiento de Cullera se situará en el nivel más bajo en décadas a finales de este año. Concretamente, en el 58 % de los recursos disponibles, muy por debajo del 75 % del máximo legal que permite la ley.

    La cifra adquiere más significación si se tiene en cuenta que en 2012 esta cifra llegó al 180 %, el máximo histórico, lo que propició la intervención inmediata del consistorio por parte del Ministerio de Hacienda y la imposición de un duro plan de ajuste.

    El alcalde de Cullera, Jordi Mayor, ha avanzado los datos y se ha mostrado «muy satisfecho y orgulloso de haber logrado lo que hace cuatro años pocos creían: sacar al ayuntamiento del pozo económico en el que estaba hundido».

    A finales de este ejercicio, el ayuntamiento habrá pagado a los bancos algo más de 6,3 millones de euros en préstamos, lo que supone 3,7 millones más de lo previsto en el presupuesto municipal gracias al remanente positivo de tesorería que dio como resultado el presupuesto de 2017.

    Esto significa que Cullera paga más rápido de lo previsto sus deudas bancarias y encara los próximos años con las garantías suficientes de sostenibilidad financiera.

    Sin subir impuestos

    «Hemos pasado de ser un ayuntamiento en déficit constante a arrojar unos resultados económicos impecables», ha defendido hoy el alcalde, quien además resalta que este logro «se ha conseguido sin subir ni una sola vez los impuestos en esta legislatura a diferencia de lo que hizo el anterior gobierno, que los dejó en máximos y sin posibilidad de bajarlos».

    «Si estar por debajo del 75 % del máximo legal ya fue motivo de alegría, con esta rebaja al 58 % podemos asegurar que el objetivo de la legislatura está más que cumplido», manifiesta Mayor.

    La deuda municipal se situará a finales de 2018 en los 19 millones de euros, muy por debajo de los más de 40 millones que llegó a alcanzar en 2012.

    «Cullera es el mejor ejemplo de que la derecha no gestiona bien los intereses generales, sino los suyos propios. Ha hecho falta un gobierno de cambio de izquierdas para devolver a la senda de la normalidad la economía municipal», valora el primer edil.

    Mayor hace hincapié en el hecho de que «el nuevo gobierno es el primero de la democracia que no ha generado deuda». Por el contrario, «nos hemos dedicado a pagar lo que dejaron otros y al mismo tiempo hemos hecho políticas para las personas».

    Subir