25 de febrero de 2021 25/2/21

Cullera recupera las inversiones en las pedanias

Cullera recupera las inversiones en las pedanias - (foto 1)
  • El consistorio destina partidas específicas para atender las necesidades del Faro, Brosquil y Mareny de Sant Llorenç

El Ayuntamiento de Cullera ha recuperado las inversiones en las tres pedanías del municipio después de que hayan padecido un déficit inversor en los últimos años tras la desaparición del antiguo plan de núcleos provincial.                                       

De esta forma, el consistorio, gracias al superávit del año pasado, destina partidas presupuestarias específicas para atender las necesidades propias en materia de infraestructuras que presentan estas áreas urbanas.

Concretamente, en 2019 las tres pedanías del término municipal —el Brosquil, el Mareny de Sant Llorenç y el Faro— recibirán 50.000 euros cada una para abordar sus necesidades al margen de otras cuantías económicas de las que se ven beneficiadas estas zonas a través de los distintos proyectos municipales.

El alcalde de Cullera, Jordi Mayor, ha señalado que con esta inversión localizada de 150.000 euros «pretendemos atender las necesidades del vecindario de núcleos que presentan unas características específicas y que han sufrido un claro déficit inversor en los últimos años».

La máxima autoridad local ha expresado el compromiso del equipo de gobierno de que a partir de 2020 las cuentas municipales recojan todos los años partidas específicas de inversiones para las pedanías.

Participación ciudadana

Los alcaldes y alcaldesa pedáneos han sido los encargados de consultar a los vecinos las necesidades que entienden más urgentes. En ese sentido, el concejal de Urbanismo, Bernat Escolá, se ha coordinado con ellos para acordar las actuaciones que se llevarán a cabo.

«Hemos recogido las reivindicaciones vecinales a través de los alcaldes y alcaldesa pedáneos para dar participación a la ciudadanía en la toma de decisiones de aquello que les afecta directamente en su día a día», comenta Escolá.

De esta forma, en el Faro, cuya alcaldesa es Joana Mas, se construirá un parque infantil y se procederá al asfaltado de algunas calles que presentan un mal estado en el firme

En el caso del Brosquil, la reunión vecinal llevada a cabo por su alcalde, Vicent Collado, determinó el asfaltado de calles, la eliminación de barreras arquitectónicas y la limpieza de la fuente como necesidades más perentorias.

Por lo que respecta al Mareny de Sant Llorenç, el alcalde Ernesto Lledó, precisa que se va a cambiar la iluminación de la pedanía apostando por el sistema led, más sostenible.  También se actuará en un parque infantil.

Subir