26 de noviembre de 2020 26/11/20

Cullera recoge más de 2.700 firmas contra los recortes en los consultorios

    El rechazo de los vecinos de Cullera a los recortes en los consultorios sanitarios de la playa realizados por Ribera Salud quedan claros con las 2.763 firmas que el ayuntamiento ha recogido en el marco de la campaña municipal para que la empresa concesionaria de la gestión sanitaria en la comarca preste una mejor atención durante el verano en la zona costera.

    Con esta acción conjunta de vecinos y autoridades locales, los firmantes dan su apoyo al Ayuntamiento de Cullera y a la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana al demandar que el consultorio del Oasis y el del Faro amplíen sus horarios y vuelvan a los de hace dos años.

    De este modo, se exige que el Oasis ofrezca atención sanitaria mañanas y tardes, así como urgencias el sábado. En el caso del Faro, se han reducido a 2 las horas de consulta diarias, cuando anteriormente se ofrecía servicio de 9:00 h a 15:00 h.

    También reclaman que se reabra el consultorio del Racó en las mismas condiciones que los anteriores, ya que lleva dos años cerrado. Este centro médico es de gran importancia en verano debido a la gran afluencia de turistas en el área y sigue cerrado por segundo año consecutivo pese a que el ayuntamiento ha invertido en el mismo para adaptarlo a las necesidades técnicas que le exigía Ribera Salud y que la empresa puso como excusa para cerrarlo.

    Desde el Ayuntamiento de Cullera y la Conselleria de Sanitat se están redoblando los esfuerzos para resolver esta situación y se formó un frente común con los ayuntamientos de Sueca y las EATIM de El Perelló y el Mareny de Barraquetes en oposición al plan de acción seguido por Ribera Salud.

    En estas semanas los vecinos del Faro han realizado varias movilizaciones junto a su alcaldesa pedánea, Joana Mas, a las que también se sumó el alcalde de Cullera, Jordi Mayor. En ellas exigían a Ribera Salud un servicio sanitario responsable que antepusiese unos servicios básicos a sus propios intereses mercantilistas. El objetivo era demostrar lo insuficientes que resultaban las escasas horas ofrecidas por el consultorio del Faro y gracias a este esfuerzo consiguieron que las consultas se ampliasen de dos a cinco días y lograron que se atendiesen a los no empadronados en Cullera.

    Saturación del centro de salud

    Sin embargo, esta pequeña ampliación se muestra a todas luces insuficiente y no ha satisfecho a los vecinos, tal y como demuestra la masiva recogida de firmas. De hecho, el centro de salud principal de Cullera, el de la Diagonal del País Valencià, registra una saturación constante con demoras de más de tres horas de atención a los pacientes debido a la mayor afluencia como consecuencia de la reducción horaria en los consultorios de la costa.

    Subir