2 de marzo de 2021 2/3/21

Cullera prueba una nueva técnica para eliminar la juncia sin usar herbicidas

Cullera prueba una nueva técnica para eliminar la juncia sin usar herbicidas - (foto 1)
    MÁS FOTOS
    Cullera prueba una nueva técnica para eliminar la juncia sin usar herbicidas - (foto 2)
    Cullera prueba una nueva técnica para eliminar la juncia sin usar herbicidas - (foto 3)

    El Ayuntamiento de Cullera a través de la concejalía de Agricultura que gestiona Marc Joan está llevando a cabo una prueba piloto para eliminar la juncia de las tierras de cultivo gracias al uso de maquinaria y sin recurrir a los herbicidas.

    Esta mañana, se ha efectuado en tres parcelas del término municipal una de las fases de esta prueba piloto en la cual han participado técnicos municipales así como del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (Ivia), miembros del departamento de Medio ambiente de la Diputación además de representantes de la Certificación de Agricultura Ecológica de la Comunitat Valenciana (CAE-CV), los sindicatos agrarios y la cooperativa de Cullera.

    La nueva técnica emplea la maquinaria de limpieza de playas y trata de arrancar de raíz la planta. Hay que señalar que la juncia es una planta que causa muchos problemas a los agricultores por su rápida expansión, especialmente en los cultivos de hortalizas.

    Esta especie se reproduce por decenas a través del aire o bien por debajo del tierra. Hasta ahora, la forma más efectiva de eliminarla es con el uso del fitosanitario Glifosat, pero según ha explicado el concejal de Agricultura este compuesto químico resulta altamente perjudicial no sólo para el medio ambiente sino también para la salud de las personas.

    La maquinaria cedida por la concejalía de Playas ayuda a retirarla del subsuelo —puede crecer hasta medio metro hacia abajo—y la deposita en una red, dejando pasar de nuevo la tierra y reteniendo la planta.

    El principal inconveniente con la maquinaria actual de playas es que sólo trabaja entre 10 y 15 centímetros de profundidad por lo cual los técnicos de la Diputación elaborarán un informe para proponer la adquisición de maquinaria que alcance una profundidad más grande.

    Marc Joan se ha mostrado optimista ante la posibilidad que la técnica acabe dando resultado y pueda implantarse y destaca que hasta ahora las pruebas indican que funciona con bastante efectividad en campos con la tierra seca y siempre y cuando la juncia tenga un tamaño mínimo de crecimiento.

    El responsable de la política agraria municipal ha destacado que si finalmente el experimento surte efecto, «estaremos consiguiendo un doble beneficio: por un lado ayudar los labradores a eliminar una planta que por ahora supone un grave problema y por otro evitar el uso de un pesticida nada beneficioso para la sostenibilidad ambiental».

    Subir