1 de marzo de 2021 1/3/21

Cullera pide que la quema de la paja del arroz se autorice en todo el término

    Cullera ha solicitado al Consell que autorice quemar la paja del arroz en todo el término municipal. Este martes, el Pleno Municipal aprobó una solicitud realizada por la concejalía de Agricultura en que se insta a la conselleria a que esta práctica sea posible al finalizar la campaña arrocera del 2016 con carácter excepcional por motivos fitosanitarios.

    El concejal del área, Marc Joan, ha expuesto que el motivo principal que hay detrás de esta demanda es que la crema de los rastrojos «es la manera más eficiente de combatir las plagas que afectan y dificultan el crecimiento del cultivo del arroz en el término de Cullera, además de eliminar hongos y enfermedades como por ejemplo el cucat del arroz».

    De estas malas hierbas, la que más cuesta de erradicar es el tipo denominado Leersia oryzoides. Esta planta, detectada en un principio en Sollana, se intentó eliminar con el uso de herbicidas. Pero ahora, a pesar de las medidas aplicadas, está ya dispersa por la mayoría de termas que conforman el Parque de la Albufera.

    La Leersia oryzoides tiene una propagación rápida, puesto que el agua facilita que las semillas lleguen a parcelas vecinas y porque algunos trozos de planta se quedan incrustados en las máquinas agrícolas, que si no se limpian suficientemente, los transportan de un campo a otro, implantándolos. Todo esto explica que se considere adecuado tomar esta medida y pedir su autorización.

    Sin embargo, existe otra razón de carácter medioambiental que lo justifica. Se trata del exceso de materia orgánica en l'Estany y en la Balsa de Sant Llorenç, zonas que piden con urgencia la aplicación de la quema, y que según ha podido afirmar el regidor, «este exceso deriva en la producción de metano, que origina la putrefacción del agua y consecuentemente, la muerte de los pescados».

    Cumbre de alcaldes

    La solicitud es una iniciativa del Consell Agrari de Cullera. La semana que viene está previsto que se reúnan los alcaldes y concejales de Agricultura de los pueblos afectados por la plaga para abordar la situación y pedir conjuntamente esta petición a conselleria.

    Ahora mismo en la conselleria se están haciendo gestiones para conceder la autorización, y en cuanto a esto, Marc Joan ha afirmado que «esperamos conseguir una solución intermedia, como alternar anualmente la quema y la retirada de la paja». Hay que recordar que el año pasado el Consell ya autorizó la quema en determinados puntos del término de Cullera, pero de forma muy minoritaria.

    Subir