24 de agosto de 2019 24/8/19

Cullera limpia más de 1.000 campos abandonados

Cullera limpia más de 1.000 campos abandonados - (foto 1)
  • El plan municipal logra reducir el número de parcelas que suponían un nido de plagas y foco de incendios

El plan municipal de limpieza de campos abandonados ha actuado ya sobre un total de 1.036 parcelas de todo el término de Cullera, según ha informado hoy el nuevo concejal de Agricultura, Javier Cerveró.

El edil ha hecho balance del programa iniciado hace algo más de tres años, período en el que se ha conseguido que más del 77 % de los requerimientos hechos por parte de la Administración local para el acondicionamiento de parcelas rurales abandonadas hayan sido atendidos.

Desde el inicio del plan y hasta mediados de 2019, prácticamente el 65 % de las limpiezas se han hecho voluntariamente por parte de los propietarios tras haber sido requeridos,  mientras que el 35 % de los casos restantes ha sido el propio consistorio el que ha tenido que intervenir con sus propios medios, limpieza que después ha sido costeada por los dueños de las parcelas.

El plan se puso en marcha la anterior legislatura para abordar una problemática generalizada en el campo cullerense: el abandono de tierras. Esta situación provocó en su momento numerosos problemas, entre ellos incendios y plagas.

Pese a que el procedimiento legal de limpieza de parcelas es largo y debe sortear diversos escollos burocráticos, el hecho de que la mayoría de los propietarios haya limpiado las parcelas representa un éxito del plan, destaca Cerveró, programa que en buena medida ha logrado paliar la problemática de falta de salubridad que se generaba en estas tierras.

Disminución

A pesar de que todavía existen muchas parcelas en estado de abandono, se percibe que cada vez son menos las que se hallan en esa situación. De hecho, en lo que va de año se ha reducido el número de requerimientos hasta los 85, menos de la mitad de las cifras que se alcanzaron durante los primeros años. «El problema ha ido a menos», apunta Cerveró, «pero seguimos vigilantes para que el término se mantenga en unas condiciones óptimas».

Los departamentos de Agricultura y la Policía Local trabajan conjuntamente en este proyecto de recuperación agraria y ambiental, peinando el término municipal para detectar parcelas abandonadas. Asimismo, cualquier vecino puede dar aviso directo al consistorio si detecta alguna. También a través del Consell Agrari se trasladan peticiones al respecto.

Esta medida, unida a la entrada en funcionamiento del banco de tierras en 2016, mediante el cual propietarios y personas a título individual se ceden terrenos en desuso para su cultivo a cambio del mantenimiento de éstos, supusieron un punto de inflexión que ha empezado a poner solución a años de abandono del término de Cullera como consecuencia de las políticas urbanísticas de especulación impulsadas en legislaturas pasadas. Entonces, la compra de terrenos por parte de especuladores propició un masivo abandono de tierras cuyos propietarios pasaron a ser promotores o bancos sin interés por mantenerlas. El declive de la agricultura ha sido otro factor decisivo para que muchos pequeños propietarios hayan abandonado el cuidado de sus campos por el bajo rendimiento de las cosechas y los altos costes de mantenimiento.

Cerveró tiene la clara voluntad de que ayuntamiento y agricultores trabajen de la mano en diversos proyectos que sigan revitalizando este sector tradicional como fuente de creación de empleo y sostenibilidad ambiental.

ocultar
Cullera limpia más de 1.000 campos abandonados
Subir