21 de febrero de 2020 21/2/20

Cullera inspeccionará los comercios para comprobar los orígenes de los melones

    Los comercios de frutas y verduras de Cullera recibirán inspecciones durante los próximos meses para comprobar el origen de los melones y sandías que se ponen a la venta. Es una de las medidas que contempla la campaña de prevención de robos en el campo ante el inicio de la temporada de esta fruta de verano.

    El concejal de Agricultura, Hugo Font, presidió este martes la Junta de Seguridad del Campo, con la presencia de la Policía Local, de la Guardia Civil, de la Cooperativa de Agricultores y de labradores a título particular. En el encuentro se acordaron algunas medidas para paliar y controlar los robos en el campo de cara a los próximos meses.

    Entre los acuerdos, se incrementará el control y la vigilancia en el campo por las Fuerzas de Seguridad y además se ha hecho un llamamiento a la colaboración de los labradores y vecinos de Cullera en general para qu si detectan algún posible robo o persona ajena a la parcela o en la zona, o bien alguna circunstancia extraña en el campo que pueda dar a entender que hay ladrones o que se está preparando un robo, que lo comuniquen inmediatamente a la Policía Local o la Guardia Civil. En ese sentido, se pide que se aporten los máximos datos posibles, como puedan ser la descripción de la persona, vehículo, matrícula, etc.

    En el mismo sentido, Hugo Font ha hecho inciso en que cualquier agricultor tiene que documentar la transacción de la venta de su producto para que haya constancia porque es de obligado cumplimiento.

    Y es que durante el verano los productores de melones de la localidad no solamente se enfrentan a duros meses de trabajo sino también a un problema extendido: los robos de cosechas. Hugo Font detalla que la coordinación entre las partes es «fundamental» para evitar que los agricultores se vean perjudicados por los robos.

    Entre algunas de las recomendaciones, el edil pide a los productores que cambien de rutina de trabajo en la explotación al menos una vez a la semana. De esta forma, se intenta despistar a los ladrones, que suelen realizar un seguimiento habitual de sus objetivos.

    Así mismo, ha instado a los agricultores a que habiliten dentro de lo posible espacios de seguridad para la custodia de material y herramientas del campo. Además, se les sugiere que instalen sistemas de grabación audiovisual y gps en la maquinaria que permitan localizarlas en todo momento.

    La denuncia, imprescindible

    Denunciar es también fundamental. Una denuncia no formulada es una oportunidad más para el delincuente, por lo cual es necesario comunicar a las fuerzas del orden cualquier incidencia, incluso si no se piensa denunciar.

    También se ha pedido que se desconfíe de aquellos que ofrecen un precio por encima del mercado, puesto que se sospecha que en muchas ocasiones lo único que se pretende por parte de esos ofertantes es acceder a las explotaciones agrarias para días después desvalijarlas.

    Subir