2 de diciembre de 2020 2/12/20

Ayuntamiento e inmobiliarias de Cullera se alían para promover la excelencia en el sector

Ayuntamiento e inmobiliarias de Cullera se alían para promover la excelencia en el sector - (foto 1)

    Promover la excelencia en el sector inmobiliario de Cullera y combatir las malas praxis garantizando los derechos del consumidor. Es el principal objetivo del convenio de colaboración firmado esta mañana entre el Ayuntamiento de Cullera y la Asociación de Inmobiliarias de Cullera (ASIM).

    El alcalde de la ciudad, Jordi Mayor, y el presidente de las inmobiliarias, Óscar Pellicer, han plasmado este acuerdo que contempla una serie de obligaciones mutuas que tratan de dejar fuera de juego al intrusismo y acabar con las malas prácticas protagonizadas por pseudoprofesionales del sector.

    «Se trata de un sello de garantía y calidad tanto para el comprador como para el vendedor o el arrendatario y el arrendador, dejando cada vez más fuera de juego a quienes se mueven en el mercado negro y a quienes no tienen un comportamiento deontológico en el sector», ha asegurado Mayor.

    La relevancia de este acuerdo es mayor si se tiene en cuenta el peso específico del sector inmobiliario en la economía local y en la industria turística. La ciudad de Cullera es un destino turístico de importancia en el ámbito nacional y, como tal, supone una cuota de mercado trascendente en el sector inmobiliario tanto a nivel de arrendamientos como a nivel de transacciones de compra y venta.

    La inversión en un bien inmueble es, en promedio, la más importante que realiza una familia a lo largo de su vida en España. Al respecto, el convenio recoge un código deontológico que ASIM asume voluntariamente y que entre otros aspectos se marca la obligación de proteger al consumidor contra el fraude, la presentación errónea o las prácticas incorrectas en el sector inmobiliario.

    Asimismo, se esfuerza por eliminar toda práctica susceptible de causar perjuicios al público o a la dignidad de la profesión de agente inmobiliario.

    Barreras de entrada

    De este modo, por ejemplo, para formar parte de la asociación es necesario contar con el aval de dos profesionales y que, posteriormente, el ingreso sea aprobado por la mayoría de la asamblea, destaca Pellicer.

    Por otra parte, se intenta conciliar la protección de los derechos de todas las partes implicadas en la compra-venta. «Muchos conciben que el agente inmobiliario debe favorecer o al comprador o al vendedor, pero nosotros lo que hacemos es fomentar una actuación en la que ambos vean garantizados y protegidos sus derechos y cumplan con sus obligaciones», detalla el presidente de ASIM.

    La colaboración se extiende a otras áreas como la promoción turística. «Queremos contribuir a difundir la imagen de Cullera como destino de compra o alquiler seguro», dice Pellicer.

    Además, las inmobiliarias prestarán asesoramiento a la concejalía de Urbanismo en aquellos aspectos que se le puedan requerir.

    Por su lado, el Ayuntamiento de Cullera, entre otras obligaciones, promocionará la compra-venta y alquiler a través de los profesionales integrantes de ASIM. Para ello, insertará en sus webs municipal y de turismo enlaces al portal de ASIM.

    Subir