22 de febrero de 2020 22/2/20

Moya reitera que el cambio de arbolado del Calvario responde a una mayor necesidad de sombra en el paseo

    El concejal de Obras del Ayuntamiento de Crevillent, Manuel Moya, ha respondido a las declaraciones del grupo municipal de Compromís en las que aseguraba que la retirada de los naranjos del Calvario suponía "la constatación de un fracaso anunciado" del alcalde y que la última remodelación de este paseo fue "un error de planteamiento y de diseño que no respondía a las verdaderas necesidades del Calvario".

    Para Manuel Moya, resulta incierto “que los naranjos del Calvario no respondiesen a las necesidades de este espacio, más bien al contrario, ya que se tenían que cumplir los objetivos”. Estos objetivos eran que, en primer lugar, las raíces no destrozaran el pavimento, como sucedía con el arbolado anterior y en segundo lugar, que proporcionaran sombra. Según Moya, los naranjos han cumplido el primero de los fines, el de no dañar el pavimento, pero no el segundo, ya que no se ha conseguido la suficiente sombra por un problema del terreno.

    En este sentido, ha indicado el concejal de obras “se anunció que se cambiaría el arbolado por otro que se pudiese adaptar a las condiciones del terreno y de unas dimensiones de 30 centímetros de perímetro y entre 2,50 y 3 metros de altura de tronco como son las tipuanas que se han plantado”. 

    Para Manuel Moya “no hay nada irremediable, puesto que los naranjos ya están transplantados en otros espacios públicos que tienen mejor composición del terreno, se desarrollarán bien y presentarán mejor aspecto. En el calvario también se lucirán mejor las tipuanas y darán la sombra necesaria para disfrutar del paseo”. 

    Asimismo, el concejal de Obras ha informado que el deterioro del pavimento se ha producido por el tránsito de vehículos y ya se han instalado las correspondientes columnas metálicas para peatonalizar el paseo y dar mayor seguridad a las cuevas existentes. “Este era un primer paso para evitar el deterioro del pavimento y la oficina técnica municipal ya tiene la previsión de reparar el pavimento del calvario entre las muchas tareas de mantenimiento de la población como son la reparación de aceras y calzadas que se llevan a cabo de manera habitual”, ha señalado.

    En cuanto la reivindicación de una mayor presencia de la Policía Local en la zona, Manuel Moya ha declarado que se hacen las rondas pertinentes de vigilancia y prevención y en ocasiones se efectúan denuncias contra quienes cometen actos vandálicos “pero todos sabemos que aquellos que se dedican a cometer fechorías siempre esperan el momento oportuno, de ausencia de la Policía, por lo que resulta difícil la actuación policial contra aquellos que en presencia de los agentes no llevan a cabo ningún acto delictivo”, ha apuntado.

    Subir