18 de septiembre de 2019 18/9/19

La Guardia Civil frustra en Crevillente un intento de suicidio en el último momento

El pasado 9 de enero, durante el desarrollo de un servicio habitual de prevención de la delincuencia, el equipo del Puesto Principal de Crevillente recibe, desde el Centro Operativo de Comunicaciones, el aviso de que se está produciendo un posible intento de suicidio en una casa de campo, en una localidad próxima a Crevillente, al que se dirigen de inmediato, y con la máxima celeridad.

Al llegar a la casa, encuentran a una mujer intentando acceder a la vivienda por la puerta principal; también observan que hay una furgoneta arrancada, aparcada cerca de la puerta principal, y que un tubo de plástico está conectado al tubo de escape de la furgoneta introduciéndose, a través de un agujero practicado en la madera de la puerta principal, al interior de la vivienda.

La mujer, que resultó ser amiga de la víctima, era la responsable del aviso, y estaba intentando acceder a la vivienda para socorrerla.

Los dos Guardias Civiles, acceden sin dilación al interior de la vivienda, que se encontraba tan llena de humo que dificultaba enormemente la visión, e imposibilitaba la respiración, y encuentran un varón de unos 55 años de edad, tumbado en una cama, en un estado de semiinconsciencia, y claros síntomas de asfixia por monóxido de carbono, por lo que inmediatamente le trasladan al exterior en brazos.

Una vez estabilizado, es trasladado en ambulancia al Hospital Universitario del Vinalopó para evaluar su situación física y recibir asistencia médica y psicológica.

Al parecer, el afectado había anunciado a su amiga, en alguna ocasión, su intención de suicidarse, y aunque ésta no le veía capaz, en esta ocasión había optado por llamar a los agentes mientras se desplazaba a su vivienda para comprobar su estado. La llamada de la mujer y la rápida actuación de los Guardias Civiles han sido cruciales para salvar la vida del hombre.

ocultar
La Guardia Civil frustra en Crevillente un intento de suicidio en el último momento
Subir