21 de septiembre de 2019 21/9/19

La Guardia Civil detiene a una empleada del hogar acusada del hurto de 180.000 euros en joyas

La Guardia Civil detiene a una empleada del hogar acusada del hurto de 180.000 euros en joyas - (foto 1)
MÁS FOTOS
La Guardia Civil detiene a una empleada del hogar acusada del hurto de 180.000 euros en joyas - (foto 2)

La Guardia Civil ha detenido en Crevillente a una mujer española, de 50 años de edad, como presunta autora de doce delitos de hurto, con los que habría obtenido más de 22.000 euros, a pesar de estar valorados en más de 180.000 euros.

La denuncia de la familia de una mujer de avanzada edad ha destapado, en la localidad de Crevillente, los grandes beneficios que obtenía una mujer mediante la comisión de hurtos a las personas que cuidaba.

A raíz de esa denuncia, motivada por la desaparición de numerosas joyas en el domicilio de una mujer mayor,  agentes de la Guardia Civil de Crevillente, iniciaban una investigación centrada en la persona que se encargaba de ayudar en las tareas del hogar, una mujer de nacionalidad española y unos 50 años de edad.

Al parecer, la afectada declaró a los investigadores que solo ella conocía el lugar donde tenía escondidas las joyas. Sin embargo, los agentes sospecharon desde un primer momento de la mujer contratada en la casa para realizar las labores del hogar.

Además de activar un dispositivo de seguimiento para identificar a esta persona,  los investigadores analizaron otros casos que por el tipo de hurto, podían tener alguna similitud con el caso en cuestión.

De esta forma, se entrevistaron con otras familias denunciantes, que reconocieron sin lugar a dudas a la mujer, como persona que había sido contratada para realizar labores de limpieza o de cuidado de personas mayores.

Los agentes de la Guardia Civil realizaron también una búsqueda por diversos locales de compra-venta de oro y artículos de segundamano, detectando al menos 34 ventas desde el año 2015 por la misma mujer.

Según ha revelado la investigación, la mujer se valía de la buena fé de las familias, a las que engatusaba de tal manera que era recomendada para trabajar con otras familias, ganándose la confianza de éstas, y cometiendo pequeños hurtos de joyas con los que iba obteniendo beneficios sin despertar las sospechas de las familias.

Una vez trabajando en las casas de las familias, seleccionaba las joyas a sustraer, en función del hábito de uso de las propietarias y así, que éstas pensaran que podían haberlas perdido.

Al cotejar los productos vendidos en las casas de compraventa, con los denunciados por los afectados, se pudo comprobar que habría sido esta mujer la autora.

De las 136 piezas presuntamente sustraídas, todas ellas en domicilios de la localidad de Crevillente, y que estaban valoradas en más de 180.000 euros, la mujer habría obtenido alrededor de 22.000 euros, sin embargo, no ha sido posible recuperar ninguna de ellas.

Finalmente, la Guardia Civil procedió a la detención de esta mujer, de 50 años, como presunta autora de los hechos, poniéndola a disposición de Juzgado de Instrucción nº 3 de Elche.

ocultar
La Guardia Civil detiene a una empleada del hogar acusada del hurto de 180.000 euros en joyas
Subir