21 de enero de 2021 21/1/21

El cambio de titularidad de la CN-340 impulsará el desarrollo urbanístico e industrial de Crevillent

El cambio de titularidad de la CN-340 impulsará el desarrollo urbanístico e industrial de Crevillent - (foto 1)
  • El Ayuntamiento de Crevillent ha impulsado el expediente de cesión de la titularidad del vial

La solicitud del cambio de titularidad del tramo de la carretera nacional a su paso por Crevillent no es ningún capricho del actual gobierno municipal, manifiesta el Primer Teniente de Alcalde y Concejal de Urbanismo Manuel Penalva, sino una necesidad ya inaplazable para el cumplimiento de las previsiones del propio Plan General de Ordenación Urbana de Crevillent aprobado en el año 2011 con un gobierno del PP presidido por César A. Asencio, y que establece en todas las fichas del planeamiento y gestión de las actuaciones que inciden en la CN-340 que la ejecución de conexiones con dicha carretera mediante glorietas o cualquier disposición que implique la posibilidad de realizar giros a la izquierda o el cruce a nivel de carriles queda supeditada al cambio de titularidad de la carretera.

Es más la actual titularidad de la carretera del Ministerio de Fomento urbanísticamente condiciona, por un lado la delimitación del dominio público, servidumbre, línea de fachada y de afección de la vía, afectando al desarrollo de cualquier actividad en dicha zona de afección lo que implica la necesidad de obtener autorización administrativa del Ministerio, y por otro lado limita las condiciones de acceso y comunicación de los futuros desarrollos urbanísticos previstos en el planeamiento. Con el cambio de titularidad de la carretera y su consideración como vial urbano se favorece el desarrollo urbano, comercial e industrial de Crevillent y la reordenación de las áreas semiconsolidadas.

Además la transmisión de la titularidad resulta vital para el cumplimiento de una parte importante de las previsiones del Plan Estratégico Industrial de Crevillent que está implementando la Oficina de Gestión Industrial, y en la que el portavoz popular Sr. Asencio nunca ha creído, como elemento esencial para el futuro desarrollo económico de la localidad, la atracción de nuevas empresas a nuestras áreas industriales y la creación de empleo.

Por tanto el Sr. César A. Asencio falta a la verdad cuando afirma que la cesión de la titularidad de la carretera nacional y su reversión a favor del Ayuntamiento de Crevillent va a suponer un gasto desmesurado a cambio de nada. No es cierto que el mantenimiento de la vía cuando se efectúe la cesión ocasione un desembolso fijo de 126.000 euros al año y que ello suponga una hipoteca para siempre, utilizando e interpretando maliciosamente un dato del informe técnico emitido, puesto que si bien es cierto que el cambio de titularidad conlleva la obligación de mantener y conservar la vía en cuanto a sus instalaciones y equipamiento existente, también es cierto que la carretera nacional a su paso por el casco urbano constituyen las actuales Paseo de Elche, Avenida San Vicente Ferrer y Gutierre de Cárdenas que desde hace muchos años forman parte integrante de la localidad, y resulta del todo lógico que el Ayuntamiento esté obligado a su conservación y mantenimiento como el resto de calles y de caminos rurales. En la actualidad para cualquier actuación urbanística e incluso cultural o deportiva (por ejemplo el paso de una procesión o la San Silvestre) por esas calles precisamos de previa autorización del Ministerio de Fomento.

En contraposición a lo manifestado por el representante popular, la cesión de la carretera al Ayuntamiento se efectuará previa comprobación del estado de conservación de la misma que a día de hoy es buena, y previo a las actuaciones de mantenimiento y mejoras programadas por el Ministerio de Fomento con la finalidad de que el cambio se produzca en las mejores condiciones de funcionamiento y servicio, y no gratuitamente como pretende hacer ver torticeramente el anterior alcalde a la ciudadanía, lo que implica que los gastos de mantenimiento se tienen que concretar en función finalmente del tramo afectado por el cambio de titularidad y la periodicidad de los trabajos de mantenimiento. Además mezcla cosas que no vienen al tema como que ya en el pasado, entre los años 2002 y 2005, siendo el Sr. Asencio el máximo responsable del Ayuntamiento, el Ministerio de Fomento les ofreció la cesión de la carretera y rechazó a pesar de que iban a hacerse cargo de una serie de inversiones, pero lo que no dice el Sr. Asencio que esa propuesta era anterior al vigente Plan General de 2011 con unas previsiones urbanísticas muy diferentes a las actuales.

Lo único que pretende el Sr. Asencio, continua manifestando Manuel Penalva, es confundir a la población con mensajes negativos sobre la acción del gobierno municipal, de que la cesión de la carretera es innecesaria y que vamos a tirar el dinero, y esas palabras son propias de quien durante años ha hecho honor de una racanería económica en cuanto a la inversión y prestación de servicios a los ciudadanos, de quien nada le importa el desarrollo urbano e industrial de Crevillent, aun a sabiendas de la huida de empresas que ha supuesto un empobrecimiento de la ciudad y un incremento del desempleo. Eso es lo que le debería importar al Sr. César A. Asencio y no el superávit del que siempre presumía por no haber invertido lo necesario en los ciudadanos.

Con la cesión de la titularidad de la carretera nacional a su paso por el término municipal de Crevillent estamos ante una gran oportunidad para desarrollar las áreas económicas con autonomía, reordenar las zonas semiconsolidadas, legalizar actividades, planificar y readecuar la circulación por la carretera y suprimir la duplicidad de tramitaciones administrativas. Para todo esto, y para el desarrollo comercial e industrial de Crevillent, el gobierno municipal ha impulsado el expediente de cesión de la titularidad de la CN-340.

Subir