12 de agosto de 2020 12/8/20

El Ayuntamiento de Crevillent liquida el presupuesto de 2019 con equilibrio presupuestario

El Ayuntamiento de Crevillent liquida el presupuesto de 2019 con equilibrio presupuestario - (foto 1)
  • Las cuentas municipales revelan un remanente de tesorería de más de 8 millones, un superávit de 6,2 millones y un incumplimiento de la regla de gasto debido a partidas de años anteriores

MÁS FOTOS
El Ayuntamiento de Crevillent liquida el presupuesto de 2019 con equilibrio presupuestario - (foto 2)

El Ayuntamiento de Crevillent liquida el presupuesto de 2019 con un remanente de tesorería de más de 8 millones de euros (8.092.264 €), un superávit de 6,2 millones de euros (6.260.000 €) que supondrá un recurso de libre disposición para la financiación de modificaciones de crédito futuras, y con un incumplimiento de la regla de gasto debido a partidas de años anteriores.

Los informes municipales concluyen que la liquidación del Ayuntamiento de Crevillent para 2019 cumple el objetivo de estabilidad presupuestaria, arrojando una capacidad de financiación al cierre del ejercicio de 284.786,08€, y cumpliéndose también los objetivos de deuda.

Sin embargo, se produce un incumplimiento del límite de gasto no financiero y de la Regla de Gasto, arrojando una diferencia negativa entre el límite de la Regla de Gasto y el gasto computable de 1.262.996,61€.

Un incumplimiento del gasto heredado del anterior gobierno del Partido Popular que, según explica el concejal de Buen Gobierno de Crevillent, se debe al pago de las facturas del Consorcio de Residuos del Baix Vinalopó que el PP dejó sin resolver; a facturas de Hidraqua acumuladas desde el 2015 e impagadas durante el mandato de los populares, con un valor total de 193.000 euros; y a las sentencias estimatorias del personal del Ayuntamiento por valor de 67.000 €.

La diferencia entre los ingresos presupuestados y los liquidados son de 1,6 millones, conllevando un incumplimiento de la regla de gasto que impide hacer inversiones financieras sostenibles (IFS). Por este motivo, el Ayuntamiento se verá obligado a hacer un plan económico financiero para los próximos 2 años que permita el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria, de deuda pública o de la regla de gasto, con el contenido y alcance previstos. Algo que en este momento no es motivo de preocupación, ya que el Ayuntamiento seguirá gozando de superávit.

Desde la Concejalía de Buen Gobierno que dirige Gregorio Díaz-Marta afirman que, debido a la crisis del Covid-19, el presupuesto municipal tendrá que ser modificado para poder ayudar a los ciudadanos y familias del municipio que más lo necesitan a través de Servicios sociales y a los autónomos y empresas mediante la ADL y la Concejalía de Economía Sostenible. “Es el momento de utilizar todas las herramientas que tenemos en nuestras manos para colaborar a paliar la situación económica que están sufriendo los vecinos de Crevillent a causa de la actual crisis sanitaria”.

Subir