1 de diciembre de 2020 1/12/20

La EPI contempla entres sus objetivos la creación de más de dos empresas innovadoras al día en los próximos cinco años

    La Estrategia de Política Industrial (EPI), diseñada por el Consell para reforzar el modelo de competitividad de la Comunitat, impulsará la creación de nuevas empresas innovadoras en el tejido industrial valenciano.

    La EPI 2010-2015 contempla la creación de 800 empresas innovadoras anualmente que engrosarán el entramado empresarial de la Comunitat. Una cifra que supone la aparición más de dos sociedades innovadoras al día durante los próximos cinco años.

    La incorporación de estas sociedades, pertenecientes tanto a sectores consolidados como de nueva creación de base tecnológica permitirá que en 2015 se haya duplicado la cifra de empresas innovadoras en la Comunitat, que pasará de 5.000 en 2008 a 10.000 en 2015.

    Una acción que busca doblar el gasto empresarial en I+D+i –determinante fundamental del incremento de la productividad- para que en 2015 la industria valenciana represente entre el 15 y el 20% del PIB. Un esfuerzo conjunto cofinanciado por las empresas, la Generalitat y las Administraciones públicas nacionales y europeas.

    Con esta actuación, que movilizará 1.100 millones de euros, la Generalitat pretende agilizar la recuperación económica y desarrollar un tejido industrial más potente, diversificado y de mayor tamaño. De éstas, el 50% están dirigidas a fomentar la innovación del tejido empresarial de la Comunitat Valenciana.

    Una de las primeras medidas que ha puesto en funcionamiento el Consell de la EPI ha sido la constitución de la Oficina de Proyectos Empresariales de I+D+i (OPIDi) que va a coordinar todas las iniciativas y recursos en innovación para rentabilizar al máximo la inversión en I+D+i.

    La EPI 2010-2015 se basa en la innovación como fuente de valor añadido. Y éste es precisamente uno de los ejes prioritarios del documento que el Consell ha pactado con las organizaciones empresariales y sindicatos. Se trata de desarrollar la capacidad de las empresas para transformar el conocimiento en resultados económicos y sociales.

    Asimismo, la EPI también contempla la incorporación de capital humano en empresas, actuaciones destinadas al desarrollo tecnológico y la formación de consorcios de I+D. Actualmente, hay cerca de 7.500 investigadores, tecnólogos y gestores de la información y el objetivo es superar los 11.000 trabajadores en 2015. Para ello, se prevé incorporar 700 expertos en innovación al año en los centros tecnológicos de la Comunitat.

    La Estrategia Política Industrial 2010-2015 se ha consolidado como la hoja de ruta para sentar las bases de un nuevo modelo industrial que apuesta por la innovación, la internacionalización y la diversificación como motores de la competitividad.

    Se trata pues, de una estrategia integral a corto, medio y largo plazo para reforzar el modelo de competitividad de la Comunitat Valenciana y retomar así la senda del crecimiento económico, la generación de empleo y bienestar.

    La innovación como clave
    La innovación constituye uno de los principales pilares sobre los que se fundamenta la EPI. Un nuevo marco de actuación del Consell que permitirá reforzar la actividad industrial y potenciar la competitividad de los sectores valencianos, así como la creación de nuevos sectores emergentes más innovadores y tecnológicos.

    Así, las iniciativas de diversificación hacia sectores emergentes posibilitarán el desarrollo y la captación de nuevas empresas y sectores intensivos en conocimiento.

    En este sentido, las acciones destinadas a la innovación permitirán orientar los recursos presupuestarios del Consell hacia el desarrollo tecnológico y la innovación, además de reforzar la capacidad de las empresas valencianas para captar recursos nacionales y europeos en convocatorias competitivas de I+D+i. Pero también es necesario arbitrar mecanismos para que estas empresas cooperen con el gobierno valenciano y establecer así itinerarios que financien y apoyen el desarrollo de una verdadera “cultura de innovación” en las empresas valencianas.

    Subir