27 de noviembre de 2020 27/11/20

La Conselleria de Educación concede ayudas complementarias a las becas Erasmus por importe de 308.100 euros

  • En los últimos cinco cursos, un total de 18.175 estudiantes han recibido estas ayudas para estudiar en universidades de otros países de la UE

La Conselleria de Educación ha concedido ayudas complementarias de las becas de movilidad de estudiantes universitarios del Programa Erasmus para el presente curso 2009-2010 que ascienden a un importe global de 308.100 euros.

Los becarios Erasmus de la Universitat de València reciben 106.690 euros; los de la Universidad Politécnica de Valencia, 107.896 euros; los de la Universidad de Alicante, 40.312 euros; los de la Universitat Jaume I de Castellón, 24.177 euros; los de la Universidad Miguel Hernández de Elche, 14.791 euros; los de la Universidad Cardenal Herrera-CEU, 6.043 euros; los de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir, 4.234 euros y los del Centro Florida Universitaria, 701 euros.

Además, en su conjunto, los becarios Erasmus de los centros integrados en el Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas de la Comunitat Valenciana (ISEACV) han recibido 3.256 euros.

El objeto de las ayudas que concede anualmente la Conselleria es mejorar la cuantía de las becas que reciben los alumnos beneficiarios del Programa Erasmus, incluido en el Programa de Aprendizaje Permanente de la Unión Europea, que cursan estudios superiores en centros de la Comunitat, con objeto de llevar a cabo periodos de estudio reconocidos en instituciones asociadas de otros países miembros de la Unión Europea.

Un total de 3.021 alumnos de las universidades de la Comunitat Valenciana han realizado estancias Erasmus durante 2009-2010 en otros países de la Unión Europea. Entre los principales destinos elegidos destaca Italia, donde han realizado estancias un total de 619 alumnos, Francia con 315, Alemania con 367, Reino Unido con 381 becarios Erasmus procedentes de la Comunitat, Países Bajos con 113, Bélgica con 137 e Irlanda con 103.

El resto de estudiantes se han distribuido entre Austria, Bulgaria, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Finlandia, Grecia, Hungría, Islandia, Letonia, Lituania, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, Chequia, Rumanía, Suecia y Turquía.

Dimensión internacional de la formación universitaria
Cabe señalar que el desarrollo de la dimensión internacional constituye una de las claves en la mejora de las enseñanzas universitarias. En este sentido, existen diversas iniciativas en este campo para el fomento de la movilidad de estudiantes universitarios que permite realizar parte de sus estudios en otros países.

Las universidades de la Comunitat Valenciana, conscientes de la importancia de esta dimensión europea, han participado en estas acciones desde el principio, obteniendo financiación por parte de instituciones y de sus fondos propios.

La Generalitat, con la voluntad de fomentar la dimensión europea en las universidades valencianas, ofrece a los estudiantes universitarios estas ayudas como mecanismo para garantizar y mejorar la participación de los estudiantes valencianos en los programas de movilidad para la realización de estudios universitarios en otros países.

En este sentido, la Generalitat ha concedido en los últimos cinco cursos académicos -de 2004-05 a 2009-2010- un total de 2.603.180 euros en subvenciones complementarias a las becas de movilidad Erasmus, que han beneficiado a 18.175 alumnos de las universidades valencianas.

Programa Erasmus
El programa Erasmus permite, por un lado, que los estudiantes europeos conozcan de primera mano las virtudes y las excelencias de nuestro sistema universitario y, por otro, que los jóvenes españoles encuentren un estímulo para viajar fuera de nuestras fronteras, intercambiar experiencias, perfeccionar sus idiomas y recibir estudios desde otra visión.

Entre sus objetivos destaca, principalmente, el de ser una herramienta que favorezca el libre tránsito de estudiantes y una oportunidad única para conocer Europa, facilitando la convivencia alumnos procedentes de países culturalmente diversos. Por tanto, el Programa Erasmus también ha acabado convirtiéndose en una herramienta de enriquecimiento cultural.

Subir