7 de marzo de 2021 7/3/21

El Consell tramita 2.588 solicitudes de ayuda urgente de 1.500 euros para las personas afectadas por la gota fría en una semana

El Consell tramita 2.588 solicitudes de ayuda urgente de 1.500 euros para las personas afectadas por la gota fría en una semana - (foto 1)
  • Gabriela Bravo asegura que no se va a esperar "a que expire el plazo" el próximo 14 de octubre para efectuar los pagos de los expedientes ya resueltos

El Consell ha tramitado 2.588 solicitudes de ayuda urgente de 1.500 euros para los afectados por la gota fría que se abatió sobre las provincias de Alicante y Valencia entre el 11 y el 14 de septiembre pasados. Estas subvenciones son un adelanto para la adquisición de bienes y enseres domésticos de primera necesidad y pertenecen a una línea especial de asistencia que puede llegar a los 4.500 euros destinada a paliar los estragos del temporal.

Estas ayudas se han tramitado en la primera semana de funcionamiento de las nueve oficinas de gestión de ayudas que la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública habilitó en los municipios más afectados y que se pusieron en marcha el pasado lunes, 23 de septiembre. En estas oficinas, además, se ha facilitado información y documentación sobre toda la acción de ayuda y reconstrucción a más de 3.000 personas.

La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, junto a la titular de Sanidad, Ana Barceló, y el secretario autonómico de Interior, José María Ángel, ha visitado este lunes los municipios de Dolores, Almoradí y Guardamar de Segura.

En Almoradí, ha destacado "la rápida respuesta de la Generalitat para atender a las personas cuyas viviendas fueron dañadas por las inundaciones".

En este sentido, ha recordado que las nueve oficinas (ubicadas en Orihuela, Benferri, Dolores, Pilar de la Horadada, Almoradí, Bigastro, Catral, Callosa de Segura y Ontinyent) estarán abiertas en horario de 9.00 a 17.00 horas hasta el próximo 14 de octubre para ayudar a quien lo necesite a cumplimentar la solicitud de ayuda, así como todo tipo de información que precisen sobre el plan de reconstrucción -en especial para la Vega Baja- puesto en marcha por el Consell para que se recupere cuanto antes la normalidad.

Bravo ha asegurado que "nadie se quedará sin ayudas" porque, "si fuera necesario, ampliaremos la partida de crédito para este fin y que nadie se quede sin cobrar". Además, "no vamos a esperar a que expire el plazo para realizar los primeros pagos porque nuestro objetivo es que las personas afectadas cobren cuanto antes".

Además de las nueve oficinas fijas atendidas por una veintena de técnicos administrativos, la Conselleria de Justicia ha desplegado dos equipos itinerantes para recoger las solicitudes que se registren, en la provincia de Alicante, en Albatera, Algorfa, Almoradí, Benejúzar, Benijófar, Crevillent, Cox, Daya Nueva, Daya Vieja, Elche, Formentera del Segura, Granja de Rocamora, Guardamar del Segura, Jacarilla, Los Montesinos, Rafal, Redován, Rojales, San Fulgencio, San Isidro, Santa Pola, San Miguel de Salinas y Torrevieja.

En la provincia de Valencia, el segundo equipo volante está encargado de atender a las poblaciones de Agullent, Aielo de Malferit, Albaida, Atzeneta d'Albaida, Bellús, Beniatjar, Benigànim, Bocairent, Castelló de Rugat, Fontanars dels Alforins, La Font de la Figuera, La Pobla del Duc, Llutxent, L'Ollería y Moixent.

En Dolores, Gabriela Bravo ha asistido a la última reunión del Centro de Coordinación Municipal (Cecopal) donde se ha acordado que ya no es necesario que se mantenga este organismo ya que la situación "ha mejorado mucho" ya que "las láminas de agua estancada son de apenas unos centímetros por lo que ya no hace falta mantener el dispositivo completo", si bien "se mantendrán efectivos para las tareas finales".

También ha destacado que, según han informado los técnicos de Sanidad "los niveles de calidad del agua son normales y no hay riesgos de salubridad".

Posteriormente, la consellera ha acudido al municipio de Guardamar del Segura, en el que ha sido informada sobre los trabajos de reparación de la zona de la desembocadura del río.

Subir