1 de diciembre de 2020 1/12/20

El Consell y quince empresas motivan a 1.700 jóvenes en sus estudios

  • Éxito del proyecto Engage, de Voluntariado Corporativo, de la conselleria de Inmigración

  • Los trabajadores han ayudado a jóvenes absentistas, de altas capacidades o que necesitaban orientación

Más de 1.700 alumnos de la Comunitat Valenciana se han beneficiado del proyecto Engage, el programa de voluntariado corporativo que impulsa la conselleria de Inmigración y Ciudadanía, a través de Fundar, y mediante la participación de quince empresas, tanto públicas como privadas. A través de la puesta en marcha de este programa, los trabajadores de las empresas han podido ayudar, orientar y aconsejar a alumnos de secundaria en su camino hacia el mercado laboral.

Para Rafael Blasco, conseller de Inmigración y Ciudadanía, “este proyecto ha beneficiado a colectivos de estudiantes que han contado con el apoyo y la orientación de profesionales para facilitarles la inserción en el mercado laboral. En este programa lo novedoso es que han sido las propias empresas las que han cedido a sus trabajadores para llevar a cabo este voluntariado, con lo que han demostrado una gran inteligencia empresarial, en estos momentos de crisis”.

Concretamente, cerca de 200 trabajadores de las entidades Área Consultores, la Autoridad Portuaria de Valencia, Bancaja, IBM, BP Oil, Ferrocarrils de la Generalitat, KPMG, Leopoldo Pons, SOS- Cuétara, SECOT, Ferro, SPB, Tempe (Grupo Inditex) y BBVA han invertido parte de su tiempo libre en aportar experiencias laborales a chavales de los centros escolares de la Comunitat.

El programa internacional Engage, en la Comunitat Valenciana, ha contado con tres áreas diferenciadas de voluntariado. Todas ellas forman parte de un proyecto pionero de la conselleria de Educación y están dirigidas a distintos grupos de estudiantes.

Alumnos de altas capacidades, absentistas y desmotivados
La primera de ellas se centra en alumnos con altas capacidades, en la que el objetivo ha sido mejorar la calidad del servicio educativo de un sector que demanda necesidades específicas.

El segundo programa, el de absentismo escolar se ha centrado en los alumnos que no tienen, a priori, expectativas de obtener el graduado escolar y que cuentan con serias dificultades de adaptación al medio escolar en contextos socio-familiares desestructurados. Los voluntarios les han motivado para que se planteen la opción de incorporarse al mercado laboral.

Para completar el proyecto Engage también cuenta una acción dirigida a aquellos estudiantes que no tienen claro su futuro educativo o laboral. El cometido es que estos trabajadores acerquen a los jóvenes el mundo de la empresa para que puedan hacerse una idea del mercado laboral lo más real posible. Jornadas para conocer las distintas empresas por dentro, visitas a las compañías o herramientas de orientación profesional son algunas de las iniciativas que han desarrollado los voluntarios para ayudar a estos estudiantes a decidir su futuro.

Este programa de voluntariado corporativo también se está llevando a cabo en 10 países europeos y en Hong-Kong. Con el Engage, las empresas que participan ofrecen a los jóvenes un conocimiento más amplio acerca del mercado, aumentando así su motivación para reinsertarse en el sistema educativo. También se favorece al trabajo en equipo y se mejora la autoestima de los estudiantes.

Subir