26 de septiembre de 2020 26/9/20

El Consell fomenta la instalación de arrecifes artificiales para aumentar la producción pesquera

  • La Generalitat ha invertido más de 12 millones de euros en la construcción de 41 arrecifes, que protegen más de 200 kilómetros de costa

  • Estas superficies de hormigón contribuyen a preservar y regenerar el medio marino

Con el objetivo de aumentar la producción pesquera y, al mismo tiempo, proteger y recuperar los fondos marinos de interés, el Consell fomenta la instalación de arrecifes artificiales en puntos de la costa de la Comunitat.

Con este fin, la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación ha invertido más de 12 millones de euros en la construcción de 41 arrecifes, que protegen más de 200 kilómetros de costa. Además, en estos momentos hay un arrecife en proyecto y otros 5 en fase de estudio.

De este modo, la Comunitat Valenciana se sitúa a la cabeza de las regiones del Mediterráneo que mayor superficie de su litoral tiene protegido mediante arrecifes artificiales.

Cabe destacar que esta iniciativa se enmarca en el Plan Director de Pesca 2008-2013, entre cuyos ejes estratégicos se encuentra la protección del medio marino con el objetivo de garantizar el futuro de la actividad y la optimización de los recursos pesqueros.

En este sentido, los arrecifes artificiales constituyen la mejor opción para la recuperación de los caladeros, dado su efecto disuasorio sobre la pesca de fondo por el peligro de enganche y rotura de las redes que supone, lo que evita que ésta se lleve a cabo de forma indiscriminada y produzca efectos devastadores en áreas de poca profundidad, ya que su ejercicio afecta a las praderas submarinas, bancos de moluscos y a los peces de tamaño no comercial.

Aumento de la productividad
La productividad de un arrecife dobla la que se produce en el ambiente natural, ya que estos sustratos de hormigón sumergidos en las aguas aparecen recubiertos de gran cantidad de organismos, algas y microfauna que aseguran el alimento de los peces, convirtiéndose en auténticos refugios para la pesca.

Cabe destacar que para la instalación de estas infraestructuras se tiene en cuenta una serie de factores como su finalidad, las características ecológicas del entorno, el tipo de lecho marino y la profundidad de los fondos, entre otros aspectos.

En concreto, en la provincia de Valencia se encuentran 10 arrecifes, ubicados en Gandia, Sagunto, Cullera, Oliva, Perellonet y Valencia, lo que se traduce en un área directamente protegida por 2.979 módulos que ocupan una superficie de 6.488 hectáreas.

En cuanto a las costas de Alicante, la Conselleria ha instalado otros 19, que se encuentran frente a Santa Pola, Tabarca, Calpe, Benidorm, Torrevieja, El Campello, Guardamar, Altea, La Vila Joiosa y Alicante. Ello supone un área directamente protegida por más de 4.300 módulos que ocupan una superficie de 5.600 hectáreas.

Por lo que respecta a la provincia de Castellón, se han instalado 12 arrecifes, en las aguas frente a los términos municipales de Almenara, Benicássim, Burriana, Cabanes, Moncofa y Vinaròs, con un total de 2.445 módulos que ocupan una superficie de 4.355 hectáreas.

Subir