30 de noviembre de 2020 30/11/20

El Consell exige a Blanco que solucione el conflicto con los controladores aéreos porque está dañando la industria turística de la Comunitat

  • Rambla solicitará una reunión con el ministro de Fomento para trasladarle las inquietudes del Gobierno valenciano ante esta situación

  • “Blanco ha creado un conflicto que no existía y ahora es incapaz de resolverlo”

  • Belén Juste: “El anuncio de esta huelga está generando incertidumbre y está provocando que las reservas de última hora, clave en los datos finales de ocupación, se retraigan”

El Consell ha exigido hoy al ministro de Fomento, José Blanco que solucione cuanto antes el conflicto con los controladores aéreos porque es una situación que perjudica seriamente a la industria turística de la Comunitat Valenciana.

En este sentido, el vicepresidente primero del Consell y conseller de Industria, Comercio e Innovación, Vicente Rambla, ha asegurado que “la industria turística es uno de los sectores productivos más importantes de la Comunitat Valenciana, que más ingresos genera y uno de los que más aporta al PIB de la Comunitat y ahora se está viendo afectada por la incertidumbre que ha creado el Gobierno central y por la incapacidad del ministro Blanco para desbloquear el conflicto entre los controladores aéreos y AENA”.

Así, cabe recordar que sector del turismo aporta el 12,8% del PIB de la Comunitat Valenciana y genera cerca del 12,8% del total del empleo.

De esta manera, Vicente Rambla ha subrayado que “si no se encuentra pronto una salida a esta situación el turismo de la Comunitat Valenciana se verá seriamente afectado”.

“El ministro Blanco con su actitud lo único que está consiguiendo es poner en juego una parte de la economía valenciana y también está dañando su imagen turística y la del resto de regiones de España”, ha manifestado al respecto.

Según el conseller de Industria “pese a difícil coyuntura económica la Comunitat Valenciana ha vuelto a demostrar su solidez y a consolidarse como un excelente destino vacacional, demandado por turistas nacionales e internacionales y la situación de incertidumbre generada por el ministro Blanco repercutirá negativamente en el desarrollo de la campaña turística de este verano”.

Del mismo modo, Rambla ha señalado que “una huelga de controladores aéreos como la que está prevista también dañaría a las pymes y al empleo ligados al sector turístico en la Comunitat Valenciana”.

“En plena campaña de verano- ha continuado - urge solucionar esta situación lo antes posible. Una situación y un conflicto que ha creado el propio ministro José Blanco y que ahora por motivos políticos se muestra incapaz de desbloquear y de solucionar”.

Por ello, el vicepresidente Rambla ha avanzado que va a solicitar a Blanco una reunión para “tener la oportunidad de trasladarle las inquietudes del Gobierno valenciano ante esta situación”.

Por su parte, la consellera de Turismo, Belén Juste, ha lamentado que el sector turístico tenga que asumir “la inoperancia e ineficacia de un Gobierno, el de Zapatero, que, como siempre, actúa de manera improvisada”.

Para Juste, “el problema con los controladores aéreos supone un nuevo mazazo para nuestro turismo en un año especialmente complicado por la crisis, la subida del IVA y la nube de ceniza ocasionada por la erupción del volcán islandés Eyjafjalla”.

“Ahora que nuestro turismo estaba repuntando, como lo demuestran los últimos datos de ocupación del mes de julio, el anuncio de una huelga está generando incertidumbre y está provocando que las reservas de última hora, clave en los datos finales de ocupación, se retraigan”, ha indicado.

En este sentido, ha recordado que la costa valenciana cerró julio con unos “óptimos resultados”, con una ocupación hotelera del 77%, un punto superior al registrado en 2009, y que Benidorm alcanzó casi el 85%, lo que supone un aumento de 0,83 puntos más que el año anterior.

Sin embargo, ha añadido, “las buenas perspectivas para este mes de agosto se están viendo truncadas, ya que sólo el hecho de un anuncio de huelga está acarreando que muchos de nuestros turistas, ante la preocupación de no poder disfrutar de sus vacaciones, decidan cambiar su destino”.

“Estamos dando una imagen lamentable y deplorable de España en el exterior, lo que nos está haciendo perder competitividad frente a otros destinos”, ha manifestado.

 

 

 

 

Subir