elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El Consell aboga por el rigor técnico en la definición de caudales y en la asignación de recursos en la cuenca del Ebro

El Consell aboga por el rigor técnico en la definición de caudales y en la asignación de recursos en la cuenca del Ebro - (foto 1)
  • La Consellera participa en una jornada de debate sobre el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro con sus homólogos de Aragón, La Rioja y Navarra

  • Maritina Hernández señala que debe constituir un marco integrador de los intereses y las demandas de las regiones que atraviesa

  • “Seguimos defendiendo los trasvases desde cuencas excedentarias hacia otras deficitarias asegurando los usos presentes y futuros en la cuenca cedente”

La consellera de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, Maritina Hernández, ha señalado que el Consell aboga por el rigor técnico en la definición de caudales y en la asignación de recursos en la cuenca del Ebro, porque “estamos ante una oportunidad de poner la base de una política hídrica que verdaderamente avance hacia la solución de los problemas de escasez de agua que sufren regiones como la Comunitat Valenciana”.

La Consellera ha participado en una jornada de debate sobre el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro (PHCE) organizada en Huesca por la Comunidad General Riegos del Alto Aragón, en la que han participado los consejeros homólogos de Navarra, La Rioja y Aragón y el presidente de la Confederación del Ebro. Maritina Hernández ha valorado que el documento de planificación de la cuenca del río Ebro responde a criterios integradores, a la voluntad de articular los intereses de las diferentes regiones que atraviesa y al objetivo de plantear soluciones viables que contribuyan a mejorar la gestión y la distribución de los recursos.

A este respecto, la Consellera ha señalado que el Plan de la cuenca del Ebro “es un elemento estratégico para articular una política ordenada del agua, que garantice el acceso al recurso en todo el territorio nacional” y ha recordado que el Gobierno Central ha esta dando importantes pasos en ese sentido.

“Desde la Comunitat Valenciana vamos a seguir defendiendo que en ese escenario se contemplen los trasvases como una solución orientada al auxilio hídrico de las cuencas excedentarias hacia otras deficitarias, siempre que resulte medioambiental y económicamente sostenible, y se aseguren los usos presentes y futuros en la cuenca cedente”, ha añadido.

En este sentido, ha aclarado que el Consell nunca se ha opuesto al cumplimiento del Pacto del Agua en Aragón, o al desarrollo de los planes de regadíos en Navarra o Cataluña: “No sólo no nos oponemos, lo hemos apoyado firmemente desde 1998 porque siempre hemos defendido que para plantear transferencias de caudales sobrantes primero hay que garantizar el derecho de las personas que viven en cada cuenca para aprovechar los recursos disponibles para impulsar su propio desarrollo, así como los caudales ecológicos”.

Por otro lado, ha destacado que el documento recoge un principio que entendemos central en la administración del agua, como es la gestión integrada de los recursos hídricos, especialmente si hablamos de un desarrollo sostenible del territorio y en contexto de escasez hídrica como el que padece.

“Es el principio que inspira toda la política del agua de la Comunitat Valenciana, que se traduce en movilizar y optimizar todos los recursos disponibles de forma complementaria, actuando sobre la oferta y la demanda, para procurar el mayor grado de satisfacción de las necesidades a través de las alternativas al alcance: desde el ahorro de agua mediante la modernización de regadíos, depuración y reutilización, o la implantación de esquemas de utilización conjunta de aguas subterráneas y superficiales, hasta los trasvases entre cuencas”.

La Comunitat Valenciana cuenta con un total de 851 kilómetros cuadrados correspondientes a la cuenca del Ebro, coincidente casi en su totalidad con la comarca castellonense de Els Ports, que atraviesa el río Bergantes, el principal afluente del Guadalope.

Subir