25 de febrero de 2020 25/2/20

La Comunitat Valenciana es la segunda autonomía donde más baja la criminalidad en 2015

La Comunitat Valenciana es la segunda autonomía donde más baja la criminalidad en 2015 - (foto 1)
  • En 2015 año se han cometido 12.734 delitos menos que en 2014

MÁS FOTOS
La Comunitat Valenciana es la segunda autonomía donde más baja la criminalidad en 2015 - (foto 2)

Los datos que arroja el balance de criminalidad correspondiente al ejercicio 2015 confirman que la Comunidad Valenciana es cada vez un territorio más seguro y la convierten en la segunda autonomía donde más baja la criminalidad en España, un descenso del 5,1%, frente al 2,7% que lo hace en el conjunto del Estado, es decir casi el doble de descenso en la Comunitat que en España.
Concretamente, la tasa de criminalidad se ha situado en 47,1 por cada mil habitantes frente a los 49,4 del año pasado, un descenso de 2,3 puntos. Estas cifras permiten situar la tasa en el índice más bajo de los últimos doce años, tras descender casi 20 puntos desde el punto más elevado correspondiente al año 2004, en que se situó en 67 puntos.
De hecho los delitos y faltas han descendido un 5,1% con respecto al año pasado (de 247.371 a 234.637) siendo el descenso por provincias de un 5,2% en Valencia, en Alicante un 4,8% y en Castellón un 6,6%.
La reducción es generalizada en todas las provincias, siendo la provincia de Castellón donde se registra una menor tasa de criminalidad 43,1 (2,6 menos que en 2014), seguida de la provincia de Valencia con una tasa de delitos por cada 1.000 habitantes de 45,9 (2,4 puntos menos) y, en último lugar, la provincia de Alicante donde se ha reducido la tasa 2,1 puntos con respecto al año pasado, situándose en este momento en 50 por cada 1.000 habitantes.

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha destacado que “la Comunitat Valenciana es hoy más segura gracias a la eficacia y al trabajo de la Guardia Civil y de la Policía Nacional y este año se han cometido 12.734 delitos y faltas menos que el año pasado. El descenso es continuado desde hace diez años pero, a pesar de ello, no se baja la guardia y los agentes trabajan cada día no sólo para detener a los infractores sino también para prevenir delitos”.

Con los datos cerrados del ejercicio 2015 los indicadores de criminalidad descienden en su conjunto un 4,7%, pasando de 391.770 hechos a 373.378, es decir 18.392 menos. Los robos con violencia o intimidación también han disminuido un 11% pasando de 6.988 a 6.216. Por provincias, supone un descenso del 13,2% en Valencia, un 6,7% en Alicante y un 11% en Castellón. En cuanto a los robos con fuerza en domicilios la variación se sitúa en el -8,1%, bajando en 1.736 robos desde los 21.449 de 2014 a los 19.713 de 2015, lo que supone por provincias un descenso del 10% en Valencia, un 6,6% en Alicante y un 6,7% en Castellón.

Además, la sustracción de vehículos a motor baja un 6%, con 4.381 hechos denunciados. Por provincias, en Valencia disminuye un 7,7%, Alicante un 4,2% y en Castellón un 6,4%. Por su parte, los homicidios y asesinatos son los únicos que sufren un aumento, pasando de 32 registrados en el año 2014, a los 48 de este año. En cambio los delitos por tráfico de drogas acumulan un descenso de 8,8%, un 5,5% los de daños y de un 1,4% los hurtos.
La Comunidad Valenciana es un territorio donde los delitos de sustracciones en explotaciones agrícolas o ganaderas tienen especial relevancia y en 2015, por segundo año consecutivo se ha conseguido disminuir el número de incidentes. De este modo se ha pasado de contabilizar 3.463 robos a 2.689, un descenso del 22.4%.
Moragues ha destacado el “importante esfuerzo que realizan los 13 equipos ROCA de la Guardia Civil, dedicados en exclusiva a prevenir y mejorar la seguridad en las explotaciones agrícolas y ganaderas, el cual sigue dando sus frutos tras su segundo año en marcha, con un descenso acumulado de un 27,6% lo que supone 1.026 delitos menos que en 2013.
Por provincias, las sustracciones en explotaciones agrícolas o ganaderas han descendido en todas respecto al 2014. Concretamente en la provincia de Valencia ha disminuido un 24%, en la provincia de Alicante un 12,5% y en la provincia de Castellón un 27,6%.

 

Subir