5 de diciembre de 2020 5/12/20

La Comunitat cuenta con 117 centros autorizados para reciclar vehículos

  • Del total de Centro Autorizados, 56 se encuentran en la provincia de Valencia, 45 en la de Alicante y 15 en la de Castellón

  • Cuentan con una capacidad total de tratamiento de 203.750 vehículos al final de su vida útil al año

  • Los Centros son los encargados de descontaminar el vehículo para gestionar adecuadamente sus residuos

La Comunitat Valenciana es una de las autonomías líderes en cuanto a su capacidad para tratar vehículos al final de su vida útil con un total de 117 centros autorizados por la conselleria de Infraestructuras, Territorio y Vivienda, según ha confirmado el director general de Calidad Ambiental, Vicente Tejedo.

Del total de estos 117 Centros, 56 se pueden encontrar en la provincia de Valencia, 45 están situados en la provincia de Alicante, mientras que en la provincia de Castellón la conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente ha autorizado un total de 15 Centros.

"Estos centros son los encargados de tratar adecuadamente tanto los vehículos al final de su vida útil, como los residuos generados en su tratamiento y en su conjunto cuentan con una capacidad total para tratar 203.750 vehículos al año que aseguran una adecuada cobertura territorial", ha destacado el director general.

"Esta cifra supone -ha continuado Tejedo- que todos los vehículos que lleguen al final de su vida útil en la Comunitat junto con todos los residuos que de ellos se deriven recibirán un correcto tratamiento en instalaciones ubicadas en el territorio valenciano"

Además, hay que resaltar las importantes inversiones económicas que el sector del desguace en la Comunitat Valenciana ha realizado para adaptar sus instalaciones a los requisitos ambientales, tanto técnicos como operacionales, que aseguren el cumplimiento de los objetivos medioambientales establecidos y contribuyendo a la creación de empleo.

Proceso de tratamiento
El proceso de tratamiento de los vehículos al final de su vida útil se inicia cuando el vehículo entra en el centro autorizado de tratamiento y se expide el correspondiente certificado de destrucción.

La descontaminación de un Vehículo al Final de su vida útil (VFU) es el proceso en el que se retiran del vehículo todos los fluidos y componentes considerados como peligrosos, que deberán ser correctamente almacenados, segregados y perfectamente identificados para su posterior entrega a un gestor autorizado

Posteriormente se realiza el desmontaje de aquellos componentes susceptibles de ser reutilizados. La reutilización estimula la actividad del actual sector del desguace, ya que la venta del recambio reutilizado se considera pilar básico para amortiguar los costes de tratamiento de los VFUs.

Los residuos generados en el proceso de tratamiento de los VFUs se pueden destinar bien a su valorización, consistente en el aprovechamiento de los recursos contenidos en dichos residuos, o bien su depósito en vertedero autorizado para aquellos que no sean valorizables.

Son muchos los residuos que se extraen de estos vehículos como aceites, tanto de motor como de la caja de cambios o de transmisión, líquidos de frenos y refrigerante, combustible, baterías, air-bag, catalizadores, neumáticos, parasoles, vidrios, textiles, papel, cartón, equipo eléctrico, entre otros.

Subir