28 de febrero de 2021 28/2/21

Compromís presenta en el Senado la propuesta sobre de los trabajadores esclavos del franquismo

  • La coalición traslada a la Cámara Alta la propuesta presentada en las Cortes Valencianas recientemente

El senador territorial de Compromís, Carles Mulet, ha registrado en el Senado una moción, que recoge la petición hecha reciente en les Corts Valencianes por parte del diputado autonómico Francisco García, en la cual se insta al Gobierno a la recuperación y reconocimiento de los trabajadores esclavos del franquismo.

Para Mulet “ el resarcimiento de la memoria histórica, a pesar de todos los esfuerzos hechos por particulares y entidades, continua siendo una gran asignatura pendiente. Cualquier país occidental, ha tenido especial interés en dignificar la memoria de las víctimas, mientras en el Estado Español se permiten exaltaciones del franquismo, negacionismo de sus genocidios y se entorpece el cumplimento de una ley de memoria histórica que llegó con años de retraso. Y a pesar de ello, existen todavía miles de víctimas anónimas, como es el caso de los trabajadores esclavos”.

El senador castellonense ha registrado más de 2500 iniciativas en el Senado relacionas con la memoria histórica “hemos tenido especial sensibilidad en el reconocimiento a las víctimas, en la eliminación de simbología, en la reivindicación de los valores republicanos. Algunos, conmemorar hoy la proclamación de la II república nos conmueve, ya que lo llevamos en el ADN; otros llevan en el ADN una ideología turbia y cómplice”.

Según el texto de esta moción, la democracia española tiene una importante deuda pendiente con los trabajadores esclavos del franquismo, en materia de reconocimiento, reparación e investigación. En Francia, por ejemplo, se produjo un intenso debate sobre la colaboración de Renault con el Reich y el régimen colaboracionista de Vichy, durante la ocupación.

Entidades privadas de casi cualquier sector se beneficiaron del trabajo de más de 400.000 reclusos en un régimen cercano a la esclavitud. Algunas de estas empresas cotizan hoy en día en el IBEX 35, herederas de aquellas actividades primigenias. Algunas de estas empresas fueron Ébano Hermanos, San Román, Huarte, Agromán o Dragados y Construcciones. José Luís Gutiérrez Molina, director científico del proyecto Todos los números (http://www.todoslosnombres.org) y coautor del libro El Canal de los Tomados. Trabajos forzados: de la represión política a la explotación económica aprecio que este trabajo esclavo supuso “al menos 800 millones de euros”, según las estimaciones más conservadoras. “Desde el pequeño taller a la gran industria vasca, catalana o andaluza, no hubo sector industrial, comercial, agrario o de servicios que no contratara, en mayor o menor número, con trabajadores esclavos”, asegura Gutiérrez Molina.

Según los estudios que cita la extensa moción, existe una deuda pendiente, entre las empresas privadas que más frecuentemente tuvieron a su servicio como trabajadores forzados a presos políticos del franquismo figuran, entre otros, Babcok- Wilcox, Carbones Asturianos, Constructora Naval, Industrias Egaña, Talleres La Trefilera, Plasencia de las Armas, Esperanza y Compañía SA., Talleres Murga, Cementos Portland-Iberia, Cementos Asland, Metro de Madrid, Riesgos Asfálticos, Sacristán, Portolés y Cía Sicot, Jose Mª Padrón, Carbonífera Palomar, Montes de Galicia, A. Villalón, E. Osis, Elizarrán, Hidro Nitro Española, Minas del Bierzo, Experiencias Industriales, Gutiérrez Oliva, A. Carretero, Sanz Bueno, Salvador Cuota, Maquinista y Fundición del Ebro, Regino Criado, Ferrocarriles y Minas, Antracitas Gaiztarro, Múgica Arellano y Cia, Minero Siderúrgica de Orallo, ECIA, Vias y Riegos, Duro-Felguera, C. Peña, Julián A. Expósito, Cimentaciones y Obras, E. Medrano, C. Mardellano, Lun. Pastora. M. Llagostera, I. Arribalaga, J.Dobarco, Sociedad Marcor, Ramón Echave, SAFA, Burés.

Subir