26 de febrero de 2020 26/2/20

Compromís critica la ampliación de licencias y reclama un informe de los cambios accionariales de las TDT

    El síndico de Compromís, Enric Morera, ha criticado la validación y ampliación por 15 años de las licencias de Televisión Digital Terrestre (TDT) “que concedió hace cinco años el gobierno valenciano, en una operación que dirigió el entonces conseller Esteban González Pons para beneficiar a empresas afines al Partido Popular”.

    “Desde Compromís –ha añadido Morera- consideramos que el Consell puede haber concurrido en una ilegalidad validando las licencias de unas empresas que están vulnerando la ley que regula las TDT. En ese sentido vamos a pedir al gobierno valenciano un informe sobre los cambios accionariales en las empresas concesionarias de estas licencias, ya que esos cambios, según la legislación, tienen que ser supervisados por la administración autonómica porque pueden afectar a la validez de las licencias”.

    Entre las empresas a las que Compromís considera que se tiene que hacer un seguimiento del accionariado está Mediamed, que en el momento de recibir 13 licencias de TDT pertenecía al empresario José Luis Ulibarri. Ulibarri está imputado judicialmente por el caso Gürtel y las televisiones de Mediamed, que operaban con la marca Tele 7, han dejado de emitir.

    Así mismo Morera destaca el caso de la empresa Inversiones Especiales del Mediterráneo, que ha recibido una licencia de TDT para la demarcación de Gandia-La Safor. Es importante conocer si entre los accionistas de esta empresa se encuentra el alcalde de Gandia, Arturo Torró, ya que el nuevo gobierno municipal del PP ha cerrado la televisión pública Gandia TV y si se confirma que entre el accionariado de Inversiones Especiales del Mediterráneo se encuentra Torró estaría produciéndose una colisión de intereses al beneficiar claramente a la televisión local privada el cierre de la televisión pública.

    Para Morera “es evidente el fracaso de las concesiones de TDT que realizó el gobierno del PP puesto que en vez de realizar un reparto de licencias que potenciara la industria audiovisual valenciana las concedió a empresas de fuera del País Valenciano vinculadas al Partido Popular. En la actualidad estas televisiones incumplen la ley en cuanto a producción propia y programación en valenciano y en muchos casos sólo emiten programas de tarot y brujería”.

    “Con la ampliación de estas licencias el gobierno del PP no ha hecho más que perpetuar un modelo televisivo fracasado que no ayudará a revitalizar nuestra industria audiovisual”, ha concluido el portavoz de Compromís.

     

    Subir