22 de octubre de 2020 22/10/20

Compromís considera muy grave que el director  general del Juego pueda estar cometiendo un posible cohecho impropio

Compromís considera muy grave que el director  general del Juego pueda estar cometiendo un posible cohecho impropio - (foto 1)
  • La coalición exige aclarar si las patronales del juego le pagaron viajes

El Código Penal en el artículo 422 califica de delito contra la Administración Pública  a "la autoridad o funcionario público que, en provecho propio o de un tercero, admitiera, por sí o por persona interpuesta, dádiva o regalo que le fueren ofrecidos en consideración a su cargo o función". Ante un caso de manual como este nbos podríamos encontrar presuntamente, según lo publicado por El Confidencial, que ha escrito que “Las patronales de las apuestas pagaron diez viajes a congresos al director del Juego”.

Según este medio de comunicación, “el director general de Ordenación del Juego, Juan Espinosa, realizó diez viajes en los dos últimos años financiados total o parcialmente por asociaciones que aglutinan a empresas de apuestas, sector que debe controlar. Desde que asumiera el cargo en diciembre de 2016, la agenda oficial de Espinosa incluye asistencias a eventos en Montecarlo, Cartagena de Indias y Medellín (Colombia), Lima (Perú) y San Francisco (Estados Unidos) con gastos de transporte y alojamiento pagados íntegramente por los organizadores de estas conferencias, generalmente patronales internacionales, nacionales o autonómicas del sector. En algunos casos, como en las cumbres iberoamericanas del juego, el alto cargo de Hacienda permaneció cuatro días en Colombia para intervenir en una ponencia de 30 minutos”.

Según el portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, “más allá de si puede existir una actuación delictiva, que se debería dirimir en los tribunales, estamos ante un comportamiento que éticamente debería llevar al cese fulminante de Espinosa, cargo político nombrado en tiempos de Montoro al frente del Ministerio de Hacienda y mantenido por el PSOE de Montero, quien debería estar controlando la regulación, autorización, control y sanción de las actividades de juego de ámbito estatal,  aunque por el contrario parece que se ha dejado agasajar con todo tipo de dádivas, aparentemente, desde hoteles de lujo, viajes de alto standing, cajas de vino y otros tipos de regalos”.

Desde Compromís lamentan la falta de reacción del Gobierno ahora en funciones contra la ludopatía. “Hemos presentado diversas iniciativas políticas con fuertes críticas hacia la coalición desde la patronal del juego que no nos amedrentan para abordar un drama social, pero ya hemos visto que los altos cargos encargados de regular y controla el sector del juego tienen otras prioridades y quehaceres y llevan puesto el cascabel”, ha manifestado Mulet.

Para el senador de Compromís “la disolución de las Cortes impide tramitar ahora la comparecencia en el Senado de Espinosa o Montero para que expliquen este posible cohecho impropio, pero el cese de este se puede producir ya antes de la convocatoria de elecciones. Hay miles de personas con patologías del juego que agradecerían el gesto en un sector que crece exponencialmente”, ha señalado.

Compromís ya exigió sin éxito medidas como que  los locales de juego cumplan reglas de ‘distancia’ similares a las que tienen los establecimientos de farmacia (alejarlos de centros escolares, por ejemplo) , para reforzar las medidas contra la ludopatía y para la protección de menores de las adicciones al juego, así  adaptar la normativa a la realidad social, económica y tecnológica de la actividad del juego, aprobar el Real Decreto de comunicaciones comerciales de las actividades de juego y de juego responsable, asegurándose de que las medidas se tomen con las CCAA, ya que un 36 por ciento de los adictos al juego lo hace siendo menor de edad, lo que hace que la media de edad de los ludópatas se sitúe en 25 años.

El último Informe Trimestral del Mercado del Juego Online, cifra en 613.812 usuarios activos en las casas de apuestas, lo que equivale a un 13,44 por ciento más que en 2016. De 2005 a 2016, los casos de adicción al juego online pasaron de ser del 0,5 por ciento al 14 por ciento en algunas Unidades Juego Patológico, como la del Hospital de Bellvitge. Además, la Memoria Anual del Juego difundió que el volumen del negocio del gremio online alcanzó los 10.000 millones de euros en 2016.

Mulet ha recordado que el cuestionamiento de la impunidad de las casas de juego o apuestas, cuyo lobby es uno de los que generan más publicidad en los medios. “Por proponer medidas para controlar la ludopatía y la adicción al juego en menores sufrimos toda una campaña de descalificaciones por parte del sector. No nos cansamos de pedir medidas para prohibir la publicidad irresponsable que incita a los menores a la ludopatía y pensamos que al frente de la Dirección  General de Ordenación del Juego debe ponerse a una persona no susceptible de dejarse comprar o agasajar por nadie”.

Subir