23 de septiembre de 2020 23/9/20

Compromís considera que las cuentas publicadas por el Consell son una muestra del "presupuesto chiringuito" de Camps

    Mireia Mollà Diputada de Iniciativa del Grupo Parlamentario de Compromís en Les Corts afirma que las cuentas de 2008 publicadas por el Consell son, como las del año pasado y todas las anteriores, una muestra del despilfarro, mala gestión económica y "presupuesto chiringuito" de Camps.

    Según ha señalado Mollà, "si recuperamos notas de prensa de otros años nos damos cuenta de que las referencias son cada año las mismas respecto del porcentaje de modificaciones presupuestarias, grado de endeudamiento, improvisación contable, deuda a los proveedores por impagos, dinero perdido por pago de intereses de demora debido a retrasos injustificados, ingresos millonarios de imposible cobro, insuficiente grado de ejecución del presupuesto, particularmente del capítulo de inversiones y la racanería en transferir recursos a ayuntamientos".

    "La financiación de la administración es un problema pero este tiene nombre y apellidos y se llama Camps. Desde nuestro punto de vista, la financiación que se reciba por aplicación del nuevo modelo de financiación acordado con el Estado, sólo va a suponer mayor despilfarro precisamente por su carácter no finalista, porque la deuda pública de la Generalitat sobrepasa cualquier nivel admisible y por la incapacidad manifiesta de los gestores del PP".

    "Tras estas cuentas que publica el Consell por obligación legal pero sin la información necesaria que nos permita valorar la opinión de las empresas auditoras ni la situación de las empresas públicas y fundaciones, vendrá el Informe anula de la Sindicatura de Cuenta que volverá a reiterar sus quejas sobre la ilegalidad de ciertos contratos, la improcedencia de presentar contratos por lotes, la ausencia de justificaciones de pagos y otras valoraciones sobre los sistemas de contratación de personal que la institución realiza sistemáticamente sin que tenga ninguna consecuencia", ha señalado la diputada.

    "Nuestra preocupación no está centrada en lo que pasa, año a año en los presupuestos de la Generalitat, que podrían hasta tener una explicación razonable por parte del responsable de economía del Consell sino en que desde 1994 la actuación presupuestaria ha ido a peor marcando una tendencia a liquidar peor los presupuestos y a reincidir en los errores que se desprenden de las cuentas y de las valoraciones de la Sindicatura de Cuentas".

    Según se desprende de la revisión que hace la diputada de las cuentas anuales, "que éstas salgan tan mal paradas de un análisis, aunque sea superficial, en el mismo momento en que la valoración del riesgo de la evolución económica de la Comunidad Valenciana es la peor de todas las Comunidades y la misma semana en que se destaca que el incremento de los impagos sufre una reducción muy inferior a la media estatal, después de incrementos mensuales continuados y muy por debajo de lo que debería ser en relación a la productividad y el PIB regional, profundiza aún más el grado de deterioro a la que está llevando el PP a la administración. Y esto responde a un plan sistemático de destrucción de la cosa pública en beneficio de sectores privados".

    Para la diputada Mireia Mollà "es urgente un cambio en el Consell, pero sobre todo un cambio de modelo de gestión que rompa con las relaciones de interés de la administración del PP con determinadas posiciones ideológicas que se han instalado en el Consell y que está perjudicando las perspectivas de futuro de la Comunidad Valenciana y la calidad de vida de los ciudadanos. La inabarcable deuda pública que arrastra el Consell, la decidida apuesta por la privatización de los servicios públicos y el deterioro de los servicios públicos responde a esos interés particulares no al interés general".

    Finalmente la diputada Mireia Mollà afirmó: "me temo que la inminente crisis de gobierno va a servir para pagar las fidelidades al Presidente y para profundizar aún más en las relaciones de poder con órdenes religiosas, grupos de presión y con la derecha más reaccionaria de nuestra sociedad utilizando, eso sí, todos los medios públicos que tienen a su alcance consolidando así el deterioro democrático de nuestras instituciones".

    Subir