7 de marzo de 2021 7/3/21

¿Cómo afecta la pandemia a la hora de ligar?

¿Cómo afecta la pandemia a la hora de ligar? - (foto 1)
  • La recomendación y el miedo por evitar los contactos con gente con la que no se mantiene un roce habitual complica notablemente la tradicional forma de ligar

La irrupción de la pandemia del Coronavirus en la vida de las personas fue una realidad desde el pasado mes de marzo, cuando inesperadamente un inédito confinamiento domiciliario encerró a todos los españoles en sus casas.

El COVID-19 ha cambiado las rutinas, los hábitos, la forma de trabajar y, sobre todo, la manera de relacionarse.

La mascarilla se ha convertido ya en el objeto imprescindible equiparable a no olvidar las llaves de casa al salir o el móvil.

Llevar la boca y la nariz tapadas ya no resulta ni siquiera extraño, la sociedad se ha acostumbrado casi forzosamente.

A lo que es más difícil acostumbrarse para muchos es a relacionarse, lo que deriva en un cambio drástico en la manera de ligar.

Con las discotecas y los pubs cerrados desde hace algo más de diez meses, la forma de ligar se dificulta, ya que este era el medio preferido de mucha gente para encontrar un ligue, una aventura o incluso el inicio de algo serio de cara al futuro.

Son muchos meses los que han transcurrido ya conviviendo con innumerables restricciones, algo que ha cambiado inevitablemente el erotismo y la sexualidad, ya que el evitar los contactos estrechos entre personas que no conviven es la recomendación más escuchada por todos a diario.

Si prácticamente esta recomendación se eleva a prohibición, las cosas se complican más para aquellos que tienen el deseo de ligar.

A mucha gente, en estas circunstancias de la pandemia, le entra el miedo y la precaución a la hora de mantener relaciones sexuales o contactos estrechos con gente con la que no se roza habitualmente.

Antes esta alerta no existía si se mantenían las precauciones sexuales, pero ahora la complejidad asciende a que un simple beso puede ser el motivo de un nuevo contagio.

Como en todo, hay quien lo que pospone es la preocupación por el virus y no la cita, aunque para ello hay que encontrar a otra persona con las mismas intenciones tanto de filtreo como de la alerta sanitaria.

¿Se ha acabado el ligar como antes?

En esta misma línea, las aplicaciones para ligar y encontrar pareja funcionan a las mil maravillas mientras el contacto se mantenga en una conversación a través de la pantalla, pero todo se complica a la hora de quedar con la persona que te gusta y que la responsabilidad y el miedo ante la infección te frena a posponer la cita.

Para ligar no existe un lugar concreto por obligación, aunque es cierto que hay unos más propicios que otros, como el caso de las discotecas o los pubs. Pero no solo estos ámbitos, sino que el Coronavirus y la implantación del distanciamiento social en todo momento complica también el típico filtreo en clase, en la oficina, en los viajes de trabajo o en sus copas de después.

Todo ello, inevitablemente y muy al pesar de mucha gente, ha desaparecido de las agendas a causa de la pandemia y ha obligado a tener más paciencia y precaución a la hora de encontrar a alguien para ligar, para pasar una noche divertida o compartir una copa bien acompañado.

Subir