2 de diciembre de 2020 2/12/20

Clemente destaca la “coherencia económica del Gobierno del PP frente a la improvisación del Gobierno socialista”

  • Subraya los 4.000 millones de euros de inversión para el impulso de la economía valenciana

  • Resalta la “capacidad de diálogo del Gobierno de Francisco Camps con los agentes económicos y sociales a través del Pavace ante el fracaso de la reforma laboral del Gobierno que “ha logrado dejar descontentos a todos los implicados”

  • Asegura que Zapatero es “el peor error de España” y lamenta que su “idilio con La Moncloa lo están pagando los más débiles con la bajada de las pensiones y la subida del IVA”

El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Antonio Clemente, ha destacado hoy la “coherencia que ha primado en la política económica del Gobierno del PP en la Generalitat, que estableció desde el principio en la base del desarrollo de la Comunitat y la defensa de los intereses de los valencianos”, frente a la “improvisación del Ejecutivo socialista, que ha llevado a las familias españolas a una situación crítica”.

Clemente ha hecho hincapié en el esfuerzo del Gobierno del PP dirigido a la inversión productiva de los municipios y en la “gran apuesta por las empresas de la Comunitat, tanto en los sectores tradicionales como en los emergentes, con un fuerte impulso a la internacionalización de las corporaciones valencianas”.

De esta forma, se ha referido a la puesta en marcha del Plan de Impulso de la Economía Valenciana, dotado con 1.500 millones de euros, y cuyas líneas se vieron reforzadas y ampliadas con el Plan Confianza, que contempla 2.500 millones para potenciar el empleo, la financiación empresarial, el apoyo a los sectores productivos y la inversión productiva en municipios.

También ha resaltado el diálogo y la concertación que, desde el Gobierno de Francisco Camps, se mantiene con los agentes económicos y sociales en el marco del PAVACE. Al respecto, ha lamentado la “improvisación de medidas del Gobierno Central y su fracaso en diálogo para la reforma laboral con el que “ha logrado dejar descontentos a todos los implicados en la negociación, tanto empresarios como sindicatos”.

De esta forma, el responsable del PPCV ha comparado la gestión socialista con la del Consell y ha subrayado que durante la actual legislatura se han destinado más de 620 millones de euros a políticas formativas que han beneficiado a 400.000 personas y ha resaltado que, en materia tributaria, la Comunitat Valenciana es, junto con Madrid, la autonomía con una menor presión fiscal, ya que los valencianos se están ahorrando 4,4 millones de euros al día en impuestos a lo largo del presente año, gracias a las medidas adoptadas por el Gobierno popular.

Así, ha destacado que el Consell “se avanzó a la situación y empezó a adoptar medidas económicas que evitaran el agravamiento de los problemas de las familias sin rebajar ni un ápice las prestaciones sociales”.

Para ello, ha explicado, realizó “un análisis realista de la situación de crisis y elaboró una hoja de ruta para adoptar las medidas necesarias con el fin de afrontar la actual coyuntura económica”. Esto se plasmó en el Plan de Austeridad presentado durante los presupuestos de 2010, que permite ahorrar 308 millones de euros, así como en la puesta en marcha de un plan de reorganización del sector público, empresarial y fundacional y de un Plan de Agilización de pagos.

“Mientras tanto, el Gobierno socialista insistía en negar la crisis que se avecinaba y lo único que ha hecho es agravarla”, ha criticado Clemente, al tiempo que ha reprochado al presidente del Gobierno que “su obcecación en no afrontar la realidad y no escuchar al PP ha hecho que haya tenido que ser la Unión Europea quien le diera un ultimátum para solventar la situación a la que nos ha abocado”.

Por ello, para el responsable popular, “Zapatero es el peor error de España, ya que su idilio con La Moncloa lo están pagando los más desfavorecidos con la rebaja de las pensiones y la subida del IVA, así como las comunidades y los ayuntamientos”.

En este sentido, ha recriminado que la Ley de Financiación de Comunidades Autónomas “ha vuelto a poner contra las cuerdas a la Comunitat, al dejarla a la cola en financiación per cápita, al igual que hace con los ayuntamientos, al negarse a poner en marcha una nueva Ley de financiación local que les dé suficiencia económica”.

Por último, ha criticado que “no contento con no dar la financiación necesaria, ha limitado el crédito de autonomías y consistorios, que se ven obligados a pagar los errores de la gestión económica de Zapatero”.

Subir