30 de noviembre de 2020 30/11/20

Clemente asegura que “las primarias del PSPV son una pantomima en la que sólo mandan los pactos entre familias y los intercambios de poder”

    El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Antonio Clemente, ha aseverado hoy que “las primarias del PSPV son igual de democráticas que un congreso soviético porque ya está todo el pescado vendido”

    Clemente ha criticado que “la dirección del PSPV encabezada por Jorge Alarte presuma de democracia y a la vez ponga en marcha maniobras para evitar que los candidatos alternativos puedan recoger los avales y presentarse a primarias” a lo que ha subrayado que “las primarias del PSPV son igual de democráticas que un congreso soviético porque ya está todo el pescado vendido”.

    El dirigente popular ha señalado además que “en el caso de que llegue a haber votación, los socialistas elegirán entre el no futuro y el pasado, entre lo malo y lo peor, porque lo de Calabuig en Valencia es tomarle el pelo a los votantes presentando un candidato, que en palabras del socialista Manuel Mata, ‘no sabe nada de Valencia’, o en Alicante donde han forzado a Elena Martín tras la espantada de todos los concejales que no quieren hacer de cabeza de turco de la estrepitosa derrota de 2011”.

    Para Clemente, “el proceso de primarias sólo está sirviendo para repartir las responsabilidades de la derrota socialista de las próximas elecciones. Alarte no quiere ser el único chivo expiatorio, y le ha colado un gol a los lermistas ofreciéndoles el caramelo de la candidatura de Valencia, así cuando pierda podrá repartir las culpas”. “Si Alarte pensara que tiene una mínima posibilidad de hacer algo en Valencia, colocaría a su mirlo blanco Salvador Broseta, pero parafraseando a Asunción, ‘en el PSPV no les interesa ganar sino repartirse los sillones’”, ha reflexionado.

    Clemente ha criticado a Alarte “por entregarse al ala más radical y catalanista del PSPV en su intento por frenar a Antoni Asunción”. “Esto demuestra que Alarte no es una persona de fiar y sólo le interesan los bailes de poder para mantener su cuestionado cargo, ya que ha pasado de proponer cambiar las siglas de “país valencià” de su partido por no reflejar la realidad social de la Comunitat a codearse con los alcaldes defensores de la TV3, los paisos catalans o las subvenciones al catalanismo y a Eliseu Climent ¿Quién se puede fiar de alguien así?”.

    “Por cierto, Manuel Mata también cojea del mismo pie catalanista, proponiendo ‘una Valencia amb seny’. Le faltó añadir ‘amb seny català’ porque que sepamos los valencianos lo que tenemos es ‘trellat’. Menuda alternativa al ex eurodiputado del informe Cashman Joan Calabuig, y que bajo ha caído el socialismo en Valencia ciudad que ni se molesta en buscar un candidato decente, aunque ya sepan que van a perder de nuevo contra Rita Barberá”, ha puntualizado.

    Por último, Clemente ha augurado “una bajísima participación de los militantes socialistas, que asisten atónitos a un reparto del poder en el que ellos son sólo una excusa para dar imagen de participación” a lo que ha añadido que “entre que cada vez son menos militantes y que los que quedan pasan de ir a votar a candidatos tan planos como Elena Martín, Alarte o Calabuig, las primarias se van a convertir en un corralito de amigos votándose entre ellos”. “Blanquerías podría organizar las primarias en el patio de casa de Alarte porque no va a ir ni a votar el conserje de la sede, para qué votar cuando está todo ya decidido y los candidatos son tan malos”, ha resumido.

    Subir